fbpx
Cultura

Farruquito, en Salamanca

El bailaor actuará en la ciudad del Tormes el 9 de febrero en el Palacio de Congresos

Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, va más allá de los cánones atribuibles a un bailaor, coreógrafo y productor de sus espectáculos. Como su abuelo -el famoso bailaor flamenco Farruco– le coronó; El Capitán reúne un compendio de dones que lo han convertido en un artista único capaz de impregnar magia y calidad en todo lo que toca.

Heredero de una escuela única fundada por su abuelo Farruco, Farruquito ha marcado historia y ha establecido una forma de baile que conserva la grandeza y la pureza de este arte, de donde brota el estilo depurado y la arrolladora fuerza de una estirpe.

Tras años de recorrido internacional durante su infancia y juventud, acompañado de leyendas del flamenco y pisando escenarios desde Broadway a la Exposición Universal de Sevilla, su punto de partida, como artista de primer nivel, llega con su participación en la película Flamenco (1995), de Carlos Saura.

Tras el fallecimiento de su abuelo Farruco, crea su primer espectáculo, Raíces Flamencas, con el que cosecha un gran éxito de público y crítica. En 2001, logra un gran reconocimiento internacional con Farruquito y Familia, a los que siguieron otros con los espectáculos Improvisao (2015) o Íntimo (2019). En septiembre de 2020, presenta su último trabajo, Desde mi Ventana, que ha recibido una gran acogida en la Bienal de Sevilla.

‘Íntimo’ relata los orígenes y la historia del flamenco en la que el baile se muestra en su estado más puro. Bajo una atmósfera íntima, pero a la vez impregnada de fuerza, ensalza cada elemento escénico al servicio intencionado del baile.
Se inicia una liturgia en la que se desvela lo más personal de ‘El Capitán’. Una seguiriya anuncia la aparición en escena del Maestro, desde la que se nos traslada a la exaltación de palos tradicionales e insignes como los tangos, la soleá, las bulerías, o las alegrías. En cada paso, en cada silencio, en cada movimiento lleno de música, en cada paseo, se despliega sabiduría y fuerza.

Farruquito evoca un viaje por el flamenco lleno de sensaciones, de libertad; devolviendo sus raíces al escenario, contemplando el mundo desde su interior.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Este no es el del atopello sin carnet y que salió dehuyendo?. Es vergonzoso que semejante ciudadano venga a una ciudad que presume de saber y ciencia. Se me olvidadba que también de botellones, despedidas y toros.

Deja una respuesta

Botón volver arriba