fbpx
Más noticias

Guerra de Ucrania / El precio del gas se dispara un 50%

La subida hace saltar las alarmas en la economía

A la tendencia alcista que ha mantenido el precio del gas en los últimos tiempos se le ha sumado la crisis entre Rusia y Ucrania. Este hecho ha terminado por disparar el precio de este combustible, que se ha situado en un 50% más caro. Dicha subida ha hecho saltar las alarmas en la economía española. 

En la madrugada de este jueves, el presidente ruso Vladimir Putin ha dado la orden a sus tropas de invadir Ucrania. Tras ello, el mercado energético experimentado fuertes subidas. En el caso de los futuros del gas natural, se han disparado un 50%, el barril de petróleo Brent ha superado los 100 dólares, y la luz ha alcanzado su segundo precio más alto del año. Respecto al gas, los futuros europeos que se negocian en la Bolsa de Ámsterdam han alcanzado valores superiores a los 130€ el megavatio/hora.

Hasta ahora, el 40% del suministro de gas de la Unión Europea provenía de Rusia, alcanzando el 50% en el caso particular de Alemania. Sin embargo, como consecuencia de la actitud de Putin y las consiguientes sanciones europeas, los países de la Unión tendrán que sobrevivir sin el gas ruso. Para ello, la alternativa pasa por importar gas natural licuado -más caro- principalmente proveniente de Estados Unidos. Como consecuencia, a pesar de que los dirigentes han asegurado que no faltará suministro, los ciudadanos tendrán que soportar unos precios más elevados.

En el caso de España, a pesar de que solo un 9% del gas proviene de Rusia, “puede verse afectada por los precios de la energía en todos sus frentes”, ha asegurado la ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera. El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha reconocido, en una declaración institucional, que el conflicto entre Rusia y Ucrania afectará a la economía española. En este sentido, Moncloa teme que la escalada de los precios de la energía pueda frenar la recuperación económica tras la pandemia.

Por lo tanto, el Gobierno se prepara para prolongar las medidas establecidas para hacer frente a los elevados precios de la energía. En primer lugar, en el frente interno, a través de las rebajas fiscales. En segundo lugar, en el externo, seguirá presionando a la UE para que reforme el mercado europeo y apoyando las compras conjuntas de gas desde Bruselas. Además, continúa demandando un mayor margen de maniobra para los Estados, con el fin de evitar el impacto de la crisis energética.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba