fbpx
Local

Pizarrales busca sus árboles

Los árboles talados tenían más de 40 años y estaban sanos, como se puede ver a través del tronco cortado

Hay una canción infantil que se pregunta ‘¿dónde están las llaves? En la calle Dulcinea, en el barrio de Pizarrales, se preguntan que dónde están sus árboles. Siete ejemplares que, gracias a una motosierra y siguiendo órdenes, han desaparecido.

Eran árboles con más de 40 años, por lo que muchas personas han crecido en esta zona de Pizarrales viendo como se iban haciendo hermosos estos ejemplares. Según explican vecinos de la zona, parece que hubo una queja por parte de otro vecino y el Ayuntamiento que tiene la motosierra siempre dispuesta para eliminar árboles maduros en detrimento de la plantación de árboles ‘imberbes’, no dudó en acercarse por allí y como dice el refrán: ‘Muerto el perro, se acabó la rabia’. Los árboles dejan de dar sombra y molestias.

Desde la asociación Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca señalan que el Gobierno municipal se empeña, todos los días, en manifestar lo maravillosamente dotada que está Salamanca en parques y arbolado. De hecho, el alcalde, Carlos García Carbayo, en más de una ocasión se ha denominado como el alcalde verde.

Y algo de eso tiene que haber, porque casi de la noche a la mañana, Salamanca ha pasado de 80.000 árboles a 140.000. El Ayuntamiento en 2019 calculaba en 80.000 los árboles que tenía la ciudad. ¡Esta semana hemos llegado a los 140.000!

La realidad es bien distinta según la asociación. «Los árboles no se dan en nuestra ciudad y los que se dan los talan. La mayoría de nuestras calles lucen unos troncos con unas copas exhangües».

Comité Antinuclear y Ecologísta de Salamanca anima a que se observe el mapa del programa europeo Copernicus, «ahí se puede ver que no es para estar tan satisfechos. Que el casco urbano central está extraordinariamente falto de espacios verdes. Que los parques están en la periferia y que no son tantos. Y todo esto a pesar de que se catalogan como espacios verdes y parques zonas que tienen más cemento que vegetación».

La asociación pone un ejemplo: La glorieta de la plaza de Toros. De una superficie «verde» de 7500 m2, sólo 1700 lo ocupan jardines y plantas, el resto, cemento.

Al mismo tiempo, «nuestro alcalde continúa talando árboles siguiendo la nefasta tradición de Lanzarote y también de Mañueco. Este martes, varios ejemplares junto a la calle Dulcinea, en Pizarrales. Árboles que tenían más de 40 años».

Fotografías. Asociación Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca. 

Para ver la galería de fotografías, sigue la flecha. 

Árboles talados en la calle Dulcinea, en Pizarrales.  (6)

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba