fbpx
LocalPortada

«Es un numerito ver a la gente empujándose o encogiéndose para pasar»

La confluencia de terrazas y procesiones hace intransitable el centro

La confluencia de las procesiones con las terrazas en el centro de la ciudad está generando aglomeraciones mayores de lo previsto en algunas calles debido a que o bien no se ha desmontado la terraza o se han dejado los veladores amontonados a un lado en lugar de dejar despejada completamente la calle.

La zona de la isla de la Rúa es un hormiguero, un enjambre de ciudadanos y turistas, público asistente a las procesiones y paseantes que se encuentran con este fenomenal atasco sin que nadie haga algo por evitarlo.

«El caso es que la semana pasada empapelaron las calles con motivos de la Semana Santa (tapando las vergüenzas de edificios en ruina que llevan años apuntalados o tapiados, invadiendo la vía publica, caso de la Rúa, sin que nada hagan al respecto en el tiempo). Y esto a costa del erario público. ¿Cuánto ha costado?», se pregunta un vecino de la zona.

Edificio apuntalado y empapelado con imágenes de la Semana Santa.

«Y luego permiten que al paso de las procesiones, o del turismo que pasea, se amontonen y apilen los útiles de las terrazas, cuando no se dejan montadas, impidiendo el paso de los peatones, de familias carros de niños o minusválidos en sillas de ruedas, o vecinos a los que se les dificulta el paso a sus casas, porque entre las filas de gente que se forman para presenciar el paso de las procesiones y las sillas y mesas apiladas en las aceras, no hay forma de circular, o es un numerito ver a la gente empujándose o encogiéndose para poder pasar», explica otra vecina.

«Estamos convencidos de que las ordenanzas son papel mojado, mera cuestión de justificación administrativa. Ni se han cumplido nunca, ni se cumplirán. Una cosa es lo que escriban en el papel (porque han de hacerlo), y otra cosa es su voluntad, que está clara», indican los afectados.

El preámbulo de la Ordenanza (de la actual, y de las anteriores) sobre las terrazas y la ciudad: «.. que sea un espacio de encuentro y convivencia, donde los espacios comunes deben ser respetados y conservados por todos, pues todos somos beneficiarios de ellos. Porque los ciudadanos tienen derecho a disfrutar de este espacio de convivencia, de la misma forma que tienen tambie?n la obligacio?n de mantener un comportamiento ci?vico en el a?mbito pu?blico,…»

«¿Cómo creerlo, cuando la realidad es otra?», se preguntan los vecinos.

Por ejemplo, «cuando me dispongo a ir al mercado con el carrito de la compra y no veo la forma de pasar por la Plaza del Poeta Iglesias. O cuando pretendo descansar un instante y no veo lugar, porque calles y plazas se han llenado de terrazas, quitando, sustituyendo o tapando los escasos bancos o asientos que han estado ahí desde tiempos inmemoriales (Isleta o Isla de la Rúa, Corrillo, Plaza de la Libertad,…). O la misma plaza Mayor, donde hay momentos en que parece el juego ese de la caza de un asiento libre,… ¿qué pensar como vecina de esta ciudad y de los que la gobiernan?», apostilla una afectada.

Sin poder alegar

Además, una vez publicada este miércoles en el Boletín oficial de la Provincia (BOP) la  aprobación inicial del Proyecto de Ordenanza Municipal reguladora de la instalación de terrazas en la Plaza Mayor y calles aledañas, se informa de que «durante el plazo de treinta días, a partir de la publicación de este anuncio, se somete dicho
Proyecto de Ordenanza Municipal a información pública y audiencia a los interesados en la Secretaría General (Servicio de Policía y Actividades Clasificadas – Área de Licencias y Planeamiento) para la presentación de reclamaciones y sugerencias».

La Asociación Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca intentó acceder este mismo miércoles al proyecto para presentar sus alegaciones y ni siquiera lo ha encontrado.

Noticias relacionadas

4 comentarios

  1. Por fin alguien se ha dado cuenta que la masificaciòn del turismo y la sobreexplotacion de la hostelría provoca problemas. Ha tenido que topar con la Iglesia para que alguien se de cuenta. ¡Bendito sea dios!

  2. La estrategia del lobby hostelero de la ciudad les está saliendo redonda (normal que después el PP presuntamente pida a algunos 24000€ en billetes para unas primarias). Si tienen un local de 120m2, se benefician por 2º año sin coste, y los demás años a precio irrisorio de otro «local» de 100m² o más en la calle. Y para mejorar más el negocio se peatonalizan calles como Van Dick, Avda París, entorno Gran Hotel, Oeste, Mercado Central, Pozo Amarillo, Azafranal…con el perjuicio para transeúntes, comerciantes del centro y vehículos que siguen pagando la ORA de residentes. Y no penséis que los parapetos y mamparas son para el viento, ayer tuvimos 23 grados, son para que el populacho no rocemos a los ilustres turistas mientras tapean

  3. La hostelería da de comer a muchas familias y es uno de los motores más importantes de la hostelería se nuestra ciudad. Además, aporta vida y alegría a estas calles tan bonitas.

Deja una respuesta

Botón volver arriba