fbpx
LocalPortada

El festival del Ayuntamiento hace aguas

Programa conciertos sin público en Salas Bajas y en la otra orilla miles de jóvenes viven el Lunes de Aguas tradicional

El festival del Lunes de Aguas, el gran proyecto surgido en la factoría de ideas del Ayuntamiento de Salamanca, ha hecho aguas en el sentido literal.

Una paletada en toda regla, e incoherente, que está fuera de contexto en la celebración del Lunes de Aguas.

Mientras miles de jóvenes disfrutaban junto al Puente Romano del tradicional encuentro entorno al hornazo, la tortilla, los snacks y las bebidas, en la otra orilla, en el parque al sol de Salas Bajas, sonaba uno de los conciertos programados por el Ayuntamiento desde la burbuja de sus despachos, sin apenas público (imagen de las 18.00 horas), como contraste sonoro al bullicio juvenil de la otra orilla.

Es más, al cruzar la pequeña pasarela que comunica ese espacio con la zona de las pistas, el ambiente cambiaba de nuevo y se veían grupos de amigos y familiares esparcidos por el césped disfrutando de la tarde.

Y siguiendo la orilla debajo del Puente Romano, una batucada estaba animando la tarde con los jóvenes arremolinándose a su alrededor, disfrutando del ritmo en una tarde espléndida.

Allí ni siquiera llegaban los ecos del concierto programado por los artistas del Ayuntamiento, a quienes les conviene salir de los despachos y pensar menos en los bares para cogerle el pulso a la ciudad, o al menos, no perderlo.

Un festival de despropósitos, arrastrando a los grupos musicales que cumplen su papel con suficiencia, pero que no lucen estando en estas manos.

 

Noticias relacionadas

3 comentarios

  1. Como siempre, Castaña haciendo el ridículo. Es un ser que no se cansa de hacer el ridículo. Y en este caso, la asociación de hostelería de comparsa. Viva el Lunes de Aguas!! ALCALDE, eres nefasto, como tu concejal de turismo.

  2. Ayuntamiento haciendo el ridìculo y gastando el dinero de los salmantinos en una programaciòn totalmente fuera de lugar.

Deja una respuesta

Botón volver arriba