fbpx
LocalPortada

Primeras peatonalizaciones en la zona de bajas emisiones

Habrá otro cachito de carril bici hasta la avenida de Mirat, donde ya no hay carril

El Ayuntamiento de Salamanca ha presentado este martes, en la Comisión de Fomento y Patrimonio, cinco proyectos urbanísticos incluidos en la implantación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), con un presupuesto global superior a 2,3 millones de euros, con financiación de los Fondos Europeos ‘Next Generation’ en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. También se prolongará el carril bici de Alfonso de Castro que muere en la Avenida de Portugal hasta Mirat, para lo cual se moverá veinte metros el paso de cebra y el semáforo que hay donde el radar.

El proyecto para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano comprende una serie de medidas a aplicar de forma progresiva durante los próximos años.

Peatonalización

En lo que a peatonalizaciones se refiere, se ha puesto en conocimiento el proyecto para la parte de la Vaguada de la Palma desde la calle Ancha hasta el acceso al Palacio de Congresos y Exposiciones, además de la Cuesta de Oviedo y el inicio de calle Balmes junto a la Plaza de San Bartolomé, con un presupuesto base de 1,118 millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses, quedando únicamente transitables para vehículos de residentes y autorizados.

En el tramo este de la calle Vaguada de la Palma se prevé la ejecución de plataforma única con adoquín de granito, diferenciando un carril de acceso restringido y una banda de servicio con adaptación de las aceras existentes.

En la cuesta de Oviedo se prevé la ejecución de plataforma única, con mejores aceras y una mayor accesibilidad, mientras que en el resto de calles, que ya poseen una plataforma única, se prevé una actuación más liviana consistente únicamente en la eliminación de los bolardos, reparando el pavimento.

De forma generalizada también se contempla la renovación del alumbrado para su adaptación a las nuevas exigencias de zona peatonal, con tecnología LED de alta eficiencia y bajo consumo.

Y en el acceso al edificio de Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca se plantea una renovación completa de la plaza, de manera que sea un espacio urbano de gran calidad plenamente integrado en el viario circundante, que funcione como lugar de descanso de los estudiantes que acudan al edificio y que ponga en valor la portada tardogótica del palacio de Abarca Maldonado.

Se completa la actuación con pequeñas intervenciones en las calles Trilingüe, Veracruz y Tentenecio, que incluye la eliminación de los bolardos de granito y la sustitución del alumbrado con luminarias de tecnología LED.

La Comisión de Fomento conoció también el proyecto de peatonalización de las calles Íscar Peyra, Cuesta del Carmen y parte de Condes de Crespo Rascón (entre Peña Primera y Cuesta del Carmen), con un presupuesto base de 642.237euros y un plazo de ejecución de seis meses, quedando únicamente transitables para vehículos de residentes y autorizados.

Se prevé la ejecución de plataforma única con pavimento de piedra natural y adaptación de las aceras existentes, vados, rebajes, etcétera. Será un diseño cómodo y atractivo que pretende ser funcional para los peatones puesto que implica la creación de itinerarios directos y accesibles, con nuevas zonas verdes con especies vegetales que contribuyen a la mejora de la biodiversidad y la calidad del aire, así como la plantación de una veintena de nuevos árboles para generar zonas de sombra, de acuerdo a la Estrategia de Infraestructura Verde, Savia, para mejorar la salud urbana y la calidad de vida de los habitantes de la ciudad.

Otro de los proyectos incluidos en la Zona de Bajas Emisiones es la peatonalización del entorno de la Plaza del Campillo, que comprende las calles Santos Jiménez, Luis Hernández Contreras, Pozo Hilera, Villar y Macías y José Jáuregui (esta tres últimas hasta la calle Santos Jiménez), con un presupuesto base de 275.764 euros y un plazo de ejecución de tres meses, quedando únicamente transitables para vehículos de residentes y autorizados.

Los trabajos a llevar a cabo consistirán en la creación de una plataforma única accesible con pavimento de piedra natural de granito, incrementando las zonas verdes con 131 metros cuadrados de jardín y 14 nuevos árboles.

Siguiendo con las peatonalizaciones, se ha presentado además el proyecto para la Plaza de San Juan Bautista y las calles de la Fuente, Santa Teresa (hasta Crespo Rascón), Perdones y Madre Bonifacia Rodríguez de Castro, con un presupuesto base de 260.433,03 euros y un plazo de ejecución de tres meses, quedando únicamente transitables para vehículos de residentes y autorizados.

Al igual que en el entorno de la Plaza del Campillo, los trabajos a llevar a cabo consistirán en la creación de una plataforma única accesible con pavimento de piedra natural de granito, con nuevas zonas ajardinadas y 8 nuevos árboles, además de la renovación del alumbrado con tecnología LED, energéticamente eficiente.

Carril bici

Finalmente, la Comisión de Fomento ha conocido el proyecto de carril bici desde Alfonso de Castro hasta la Avenida de Mirat., bordeando la plaza de Labradores hasta Gabriel y Galán y desembocar en la Avenida de Mirat.

Con un presupuesto base de 52.258 euros y un plazo de ejecución de dos meses, el trazado del nuevo tramo de carril bici arranca donde finaliza actualmente el que transcurre por la calle Alfonso de Castro, en la confluencia con la Avenida de Portugal. Para realizar el cruce de la Avenida de Portugal de manera segura, se proyecta adosarlo a un paso peatonal semaforizado, por lo que se prevé trasladar el que existe actualmente a unos 20 metros de distancia en la confluencia con las calles Toledo y Oliva.

A continuación, se dispondrá el carril bici por la zona de aparcamiento actual de la calle Maldonado Ocampo hasta llegar a la calle Velarde y Plaza de Julián Sánchez El Charro. A partir de aquí, se sigue por la calle Echegaray, que actualmente es de acceso restringido sólo para los vehículos que accedan a los garajes, por lo que únicamente se proyecta la señalización del uso compartido de la calzada con las bicicletas. El último tramo hasta alcanzar la Avenida de Mirat transcurre por la Plaza de Gabriel y Galán por el espacio ocupado actualmente por aparcamiento, finalizando justo antes del cruce peatonal de la Avenida de Mirat, junto a un puesto de alquiler de bicicletas.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Es decir, se van a gastar-despilfarrar 2,3 millones en calles que prácticamente son peatonales. El tráfico en ellas es escaso, salvo puntos muy concretos. Por lo que su contribución a las emisiones es mínimo. La Zona de Bajas Emisiones se consigue poniendo unas señales de prohibido el paso a los coches y poco más. El problema más grave de las emisiones está en las grandes vías como Canalejas y Carmelitas. La única manera de bajar las emisiones es reduciendo el tráfico en éstas. ¿Y cómo? Aumentando y mejorando el transporte público con carril-bus, y también con más seguridad y confort para ciclistas y peatones.

Deja una respuesta

Botón volver arriba