fbpx
Local

Dos nuevos ‘honoris causa’ por la Usal

La antropóloga argentina Rita Segato y el neurofisiólogo colombiano Norberto García Cairasco

La Universidad de Salamanca invistió este martes como doctores ‘honoris causa’ a la antropóloga argentina Rita Laura Segato y al neurofisiólogo colombiano Norberto García Cairasco. El rector, Ricardo Rivero, presidió el acto de investidura que tuvo lugar, según los cánones tradicionales, en el Paraninfo de las Escuelas Mayores.

J.M.A. / Ical

Un evento con el que la Usal quiso profundizar en su vocación americana, reconociendo a dos investigadores que comparten ubicación científica en la República de Brasil aunque provengan de Argentina y Colombia, respectivamente.

El mandatario académico agradeció durante su intervención para cerrar el acto a ambos doctores, a quienes dio la bienvenida al claustro de la Usal, su “compromiso por el progreso social y humano”. “Construimos nuestro ser como consecuencia de lo que se comparte. Y quienes hemos disfrutado de sus enseñanzas, lo sabemos”, manifestó el rector, quien elogió las dotes artísticas del neurocientífico y la antropóloga y su paso por la ciudad. “En este casa de estudios se combinan las ciencias y las humanidades con fluidez”, manifestó, dejando clara la conveniencia de que los dos hayan compartido acto de investidura.

Rita Laura Segato

La directora de la Unidad de Igualdad de la Usal, Inmaculada Sánchez Barrios, fue la encargada de pronunciar la ‘laudatio’ de Rita Segato, tras haber sido, como es tradicional, quien defendiera la propuesta institucional de su nombramiento. Como rasgos más sobresalientes, Barrios destacó la labor de Segato en defensa de las personas más desfavorecidas, tanto por los problemas raciales en la educación y la discriminación en general en Brasil, como por la desigualdad de género, pues la lucha contra la violencia es otra de sus señas de identidad.

Según la breve biografía que expuso su madrina, licenciada en Ciencias Antropológicas en la Universidad de Buenos Aires, la profesora Segato se especializó en etnomusicología en el Instituto Interamericano de Etnomusicología y Folklore de Caracas. En 1984 obtuvo su doctorado en Antropología Social en la Queen’s University Belfast, donde estudió Antropología de la Música y Antropología Social. “La profesora Segato es especialmente conocida por sus investigaciones en las cuestiones de género en los pueblos originarios y comunidades latinoamericanas. Sus principales estudios rodean el mundo de la violencia de género y las relaciones entre género, racismo y colonialidad. En estos temas es un referente destacado a nivel mundial y, especialmente, en el ámbito latinoamericano”, apuntó Sánchez Barrios.

Rita Segato es la décima mujer doctora ‘honoris causa’ por la Universidad de Salamanca. Un camino iniciado por Santa Teresa de Jesús y que durante los últimos años ha experimentado un gran impulso con siete nuevas designaciones femeninas desde que el actual equipo de Gobierno ocupa el Rectorado. Advirtiendo su escepticismo respecto a la numerología, la profesora Sánchez Barrios apuntó varios significados del número diez que hacen que su lugar en esta lista sea, desde su punto de vista, el indicado.

La antropóloga argentina tomó la palabra tras recibir la imposición del birrete, la insignia, el anillo y el libro que la acreditan como ‘honoris causa’ de manos del rector Rivero ante la atenta mirada, entre otras autoridades, del embajador de la República Argentina en España, Ricardo Alfonsín. Segato reconoció como “un honor y una alegría inmensa” recibir la distinción de “una Universidad tan eminente en nuestra lengua y con uno de los claustros más antiguos del mundo”. “La noticia me causó perplejidad en mi remota residencia de los Andes. La vanidad nos amenaza siempre, pero este reconocimiento representa para mí el respaldo de las causas que defiendo, por las que a menudo me he visto maltratada y amenazada”, manifestó durante su discurso.

En este sentido, Segato aseguró que asume la distinción otorgada hoy por la Usal como “una autorización a ocupar una posición de autoridad”, que entiende como “una misión y una gran responsabilidad dentro del campo de las humanidades”. Disciplinas que, según matizó, “lejos de ser las más frágiles y menos relevantes, como las agencias de reparto de recursos quieren hacer creer, son extraordinariamente potentes pues dan nombre a la experiencia colectiva y formatean la dirección futura de la historia”. “Dan forma y diseño a la realidad, por eso orientan el camino de las gentes hacia un horizonte más benignos”, finalizó.

Norberto García Cairasco

Por su parte, la catedrática Dolores López García fue la encargada de pronunciar, como madrina, la ‘laudatio’ del Norberto García Carcía Carrasco. El Instituto de Neurociencias de Castilla y León fue el organismo que impulsó la propuesta de concesión de este doctorado por ser el neurofisiólogo colombiano un “referente mundial en la investigación sobre epilepsia y el desarrollo de modelos animales de experimentación en esta patología”, tal y como destacó  López García.

Licenciado en Biología por la Universidad del Valle, en Colombia, actualmente es catedrático de Fisiología por la Facultad de Medicina de Ribeirao Preto de la Universidad de Sao Paulo. Ha realizado varias estancias posdoctorales, entre ellas en la Universidad de Duke, y tiene más de 170 publicaciones en revistas de reconocido prestigio internacional y cerca de 4.000 citaciones.

López García añadió durante su discurso que uno de sus principales activos fue impulsar la creación de redes de colaboración entre investigadores de diferentes países. Cuenta con 449 coautores, lo que da idea de su “capacidad de colaborar e integrar diversos grupos y líneas de investigación”, entre ellas su contribución a tender puentes entre el INCYL y el laboratorio de Neurofisiología de la Facultad de Medicina de Riberiao Preto, según explicó en su defensa la profesora.

Durante su discurso, García Cairasco se mostró “profundamente honrado” por recibir lo que definió como “un lindo homenaje tras una vida de dedicación a las expresiones magníficas del cerebro: la ciencia, la educación y las artes”. El científico colombiano hizo un repaso de toda su trayectoria personal y académica, desde sus orígenes en su país natal, hasta su llegada su país de acogida, Brasil, donde permaneces desde hace 42 años.

Así, mencionó su periplo por los centros de formación colombianos, mientras, a nivel social, su país se debatía entre la conquista de derechos civiles y el crecimiento inexorable del narcotráfico. Relató sus inicios por los senderos de la complejidad del cerebro y sus redes, una vez llegó a Sao Paulo donde se involucró definitivamente en esa vía de investigación. Desde el punto de vista social, criticó los proyectos “populares y populistas” que ostentan el poder en su país de acogida y finalizó su intervención como la empezó: calificando de “inimaginable” el honor recibido en Salamanca.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba