fbpx
Cosas de la vida

Qué hacer si te sorprende una resaca en el mar

La Guardia Civil lo explica con meridiana claridad

Las corrientes de resaca en el mar constituyen uno de los principales riesgos a los que se pueden enfrentar los bañistas en la playa. Para estos casos, la Guardia Civil ha dado una serie de indicaciones sobre cómo se debe actuar.

La llegada del verano y las altas temperaturas hacen de las playas uno de los lugares más concurridos. Sin embargo, a la hora de bañarse, hay que tener cuidado con algunos de los riesgos que puede suponer el mar, como las corrientes de resaca. Estas consisten en fuertes corrientes superficiales de agua que retroceden desde la costa hacia el mar, por lo que pueden arrastrar a los bañistas.

Desde la Guardia Civil han explicado cómo se debe proceder en estos casos. En primer lugar, explican que estos fenómenos “son corrientes que son influidas por el oleaje. Se forman en el espacio donde la barra de arena se rompe. Las olas entran a la playa por esa ruptura y también se devuelven por ahí con gran fuerza”.

Por tanto, “en el mar, si una resaca te atrapa, no nades contra la corriente. Hazlo de forma paralela a la orilla. Si ves que no lo consigues, pide ayuda y mantente a flote, la corriente no te sumerge”, ha indicado la Benemérita. En estas situaciones, lo más importante es salir de la corriente. Para ello, una vez se haya llegado a la cabeza de la misma, hay que nadar de forma paralela a la playa y después, utilizando el impulso de las olas, llegar hasta la arena.

Entre otras recomendaciones, las autoridades recomiendan mantenerse a flote y ahorrar energía. Además, aconsejan no bañarse en zonas donde no haya socorristas, así como aprender a reconocer las corrientes de resaca. En ellas, se puede apreciar que es un espacio en el mar donde las olas no rompen y el oleaje es más tranquilo.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba