fbpx
Castilla y LeónSucesos

Dos asesinatos en Valladolid en unas horas

En la capital pucelana y en Santovenia

Valladolid ha recibido en cuestión de horas la noticia de dos asesinatos cometidos uno en la capital pucenala y el otro en Santovenia.

Un joven adolescente de 16 años asesinó a su madre el jueves por la tarde en una vivienda situada en el número 10 de la calle Siglo de Oro del barrio de La Rondilla de Valladolid capital, según confirmaron a Ical fuentes oficiales.

Tal y como informó la Subdelegación del Gobierno en Valladolid, el menor fue detenido por agentes de la Policía Nacional sobre las 19.00 horas de esta tarde como presunto autor de la muerte violenta de su madre, que según todos los indicios, se produjo por la agresión del joven a la mujer con un cuchillo. La víctima falleció casi en el acto.

El supuesto autor de los hechos contó lo sucedido por teléfono a una amiga que vive en Barcelona y que fue la que llamó inmediatamente al Centro de Emergencias 1-1-2 a las 18.43 horas, avisando de la agresión y de que la mujer podría estar fallecida.

La Policía Nacional pudo comprobar instantes después, cuando se personó en el domicilio, que lo relatado en el aviso era cierto. También se personaron agentes de la Policía Local de Valladolid y personal de Emergencias Sanitarias – Sacyl, que confirmó en el lugar el fallecimiento de la mujer.

El menor fue detenido por los agentes allí mismo sin que opusiera resistencia y fue conducido a la comisaría de Delicias. La Policía Nacional, encargada de la investigación, pondrá al menor durante el día de mañana a disposición del Ministerio Fiscal.

Momento en el que trasladan el cadáver de la víctima. (Ical)

Santovenia

Pocas horas después, a la 1.43 de madrugada de este viernes, se produjo el segundo crimen que mantiene en vilo a las fuerzas de seguridad del estado y a toda Santovenia. Por el momento hay un fallecido y un teniente coronel de la Guardia Civil herido grave.

El hombre que esta noche mató con un arma de fuego a un vecino suyo de 45 años continúa a esta hora atrincherado en su domicilio, un bajo del número 8 de la calle Alfredo Martín de Santovenia de Pisuerga (Valladolid). Además, se cree que tiene retenido como rehén al menos a una persona, que sería el novio de su hija, según fuentes del caso consultadas por Ical.

Además del fallecido, un teniente coronel de la Guardia Civil que en ese momento estaba al frente del operativo, resultó herido en la cabeza por un disparo que el presunto autor efectuó de modo aleatorio desde el interior de la vivienda, por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital Clínico Universitario de Valladolid, en estado grave. Por ello al dispositivo policial, se une también los medios sanitarios, que están preparados por si tuvieran que actuar.

Asimismo, los vecinos de víctima y agresor, que están desalojados de sus casas, informaron de que durante la tarde y noche de ayer jueves se produjeron discusiones y peleas entre ambos por motivos personales y celos. Esto llevó al fallecido y su mujer a desplazarse a un centro sanitario, tras lo que regresaron a su casa. En ese momento, el hombre les sorprendió en el portal y le disparó hasta acabar con su vida, siempre según los vecinos.

Además, un hijo de la víctima, que reside en un piso de la planta tercera del mismo inmueble, bajó al portal alertado por los hechos, momento en el que el agresor intentó, según algunos testigos, dispararle también, si bien el arma de fuego empleada se encasquilló, lo que le permitió salvar la vida.

El presunto asesino se refugió en su vivienda, un bajo del edificio, donde mantiene retenida a una persona, que algunos testigos identifican con el novio de su hija. Tras lo sucedido se estableció un fuerte dispositivo de la Guardia Civil que mantiene negociaciones con el hombre desde las tres de la madrugada y está preparado para intervenir en cualquier momento

El despliegue policial continúa a esta hora en esta zona de Santovenia de Pisuerga ante la atenta mirada de los vecinos, que aseguran que las dos familias son personas conocidas en esta población vallisoletana y que residen en el edificio desde hace unos diez años, aunque no son propietarios. Además, señalan que en el pasado existía una relación de amistad entre todos ellos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba