fbpx
LocalPortada

Pintada en la Plaza Mayor

Las muestras de cariño de un vándalo, hacen que el resto tengamos que pagar sus osadía

La ignorancia es muy atrevida. Y, la desconsideración, el mal gusto, la soberbia, la arrogancia, el ser petulante y cursi han tocado techo con un un vándalo que firma una declaración como Calvin.

El susodicho ha dejado escrito en la Plaza Mayor una muestra de amor que ni el mismo Bécquer en sus momentos de máxima inspiración y de llegada de musas a su mente y pluma pudiera haber imaginado.

«Vir, acuérdate de mí cada vez que pases por aquí». Te quiero (con corazón incluido) Calvin.

Pintada en la Plaza Mayor.

Se acordará Vir y todos los demás, porque para su información, este ‘poeta’ ha atentado contra un monumento que es Patrimonio de la Humanidad, por lo tanto de todos, pero para su disfrute, no para su destrucción.

En la era del whatsapp y las redes sociales, que una persona recurra a dejar sus ocurrencias para la posteridad en una piedra, recuerda más a las personas que habitaron Altamira, en el Paleolítico, hace más de 13.000 años (en el mejor de los casos, en el peor 35.000 años) por lo que si el autor, de tan cursi declaración ha querido ser original, se ha quedado anticuado, bárbaro y salvaje.

Pintada en la Plaza Mayor.

Noticias relacionadas

3 comentarios

  1. Si, de acuerdo. Pero la plaza, al igual que otros muchos lugares, e incluso la ciudad entera, es Patrimonio de la Humsnidad, para disfrutarla si, pero el ejemplo que dan la autoridades, con el abuso, mas que el uso (veanse por ejemplo las terrazas y las muchas movidas que se montan) dejan mucho que desear, y son caldo de cultivo para estos y otros tipos de atentados. Venceran, pero no convenceran

  2. Vandalismo es el abuso de los políticos sobre la Plaza, los continuos eventos si que son un elemento de degradación irreversible, las pintadas se borran, además grafitis existen desde todos los tiempos y hechos con muy distintos instrumentos. Hasta Unamuno y sus amigos del Casino nos dejaros uno, verdad Málaga? e incluso hay unos bonitos y divertidos del XVIII

Deja una respuesta

Botón volver arriba