fbpx
LocalSucesos

16 años por traer venezolanas para prostituirlas en Salamanca

La Audiencia lo condena por trata de seres humanos, prostitución y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros

La Audiencia Provincial de Salamanca condenó a 16 años y diez meses de prisión a un hombre por traer mujeres de Venezuela al país y obligarlas a prostituirse en un establecimiento que regentaba en la provincia de Salamanca. El autor de los hechos fue acusado de delitos de trata de seres humanos con tres relativos a la prostitución y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Según dictó la sentencia de la sección número uno de la Audiencia Provincial, a la que tuvo acceso Ical, el acusado, durante la segunda mitad de 2017, junto a otra persona que no fue juzgada debido a que no pudo obtenerse su extradición, captó mujeres en Venezuela con el fin de trasladarlas a territorio español. Así, simulando que eran turistas, lograba que entraran en el país con el fin de que se dedicaran a la hostelería.

Pero la pretensión última del acusado era lucrarse de las actividades de prostitución de esas mujeres, a sabiendas de su situación de precariedad y falta de recursos, lo cual les impedía abandonar eta situación.

Por ello, siguiendo la sentencia, las mujeres no tenían otra opción que ejercer la prostitución para abonar las cantidades que les exigía el acusado. Además, incurrió en amenazas contra ellas, advirtiendo que tenía “contactos que podían hacerle daño a sus familias o a ellas mismas”, y les atemorizó asegurando que si acudían a la Policía no solo no serían atendidas, sino que además podrían ir a prisión o ser devueltas en Venezuela.

El modus operandi del acusado consistía en acudir a Venezuela, donde contactaba con las mujeres, a quienes les exponía las condiciones, en las que se les requería que mantuvieran relaciones sexuales para así comprobar que podían ejercer la prostitución. Una vez realizado el viaje, recogía a las mujeres a las que llevaba a su club donde las obligaba a prostituirse. A una de ellas, además, le aseguró que les prometía trabajar en condiciones “muy favorables” que les permitirían en “muy poco tiempo lograr muchas comodidades para su familia”.

Debido a estos hechos, el acusado fue condenado a cinco años y seis meses de prisión por cada uno de los tres delitos de trata en concurso ideal con tres delitos relativos a la prostitución. A la pena, se le suman cuatro meses por delito contra los derechos de ciudadanos extranjeros. Además, deberá indemnizar con 15.000 euros a cada una de las mujeres, con las que se le interpuso una orden de alejamiento de 250 metros durante ocho años. El hombre fue absuelto, por otra parte, del delito de blanqueo de capitales.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba