fbpx
Local

¿Por dónde paso?

Las obras en la calle Álvaro Gil están ocasionando trastornos a peatones y conductures

Parecen las obras del Escorial se oye ironizar a los vecinos y peatones que cada día tienen que pasar, o intentarlo, por la calle Álvaro Gil.

No es para menos. Esta calle se cerró al público hace casi nueve meses y todavía está sin concluir.

La primera parte de las obras se iniciaron el 10 de enero de este año y afectaban al tramo comprendido entre la Glorieta de la UDS y el cruce con la avenida de Italia. En este caso, se cerraron los accesos a las calles Juan Picornell y José Manuel de Villena.

Un policía local en la avenida de Portugal y la entrada de la calle Álvaro Gil, en obras desde hace más de un año. Fotografía. JOTA.

La segunda fase de las obras de urbanización de la calle Álvaro Gil se inició el 22 de marzo y todavía sigue para trastorno de salmantinos que algunos días no saben muy bien por dónde tienen que pasar. Tanto es así, que en algunas ocasiones, los propios obreros tienen que recurrir a los agentes de la Policía Local, como es el caso de este jueves, para evitar accidentes.

Las obras en Álvaro Gil están ocasionando descontento también entre los comerciantes de la avenida de Italia, que a finales de mayo lamentaban que «estaba muerta». 

Se trata de un proyecto por valor de más de un millón de euros, que se emplea en la pavimentación, la construcción de tuberías y mejoras para evitar inundaciones en la zona.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Es la publicidad encubierta de las empresas de partido. Miren las semanas que permanecen las obstruciones de AQUALIA (Centro Sisinio de Castro), GECONSA (para una baldosa las vallas dos semanas), ACEINSA (Dueños del asfalto. Señales de gravilla suelta, tirada por ellos y cortando el paso a los ciclistas. Arroyo de la Encina)…etc

Deja una respuesta

Botón volver arriba