fbpx
LocalPortada

El mítico Tobogán, de restaurante a viviendas

El comedor y restaurante se convertirán en cuatro pisos

El mítico restaurante salmantino El Tobogán, ubicado en el número 34-36 de la calle Pollo Martín, se convertirá en viviendas y trasteros. Las empresas encargadas de la remodelación son Oyrsa y Solución Inmobiliaria, que comenzarán la comercialización en los próximos meses.

Hace varios años que el restaurante El Tobogán dejó de prestar sus servicios. Este establecimiento comenzó su andadura en 1971 y ofrecía servicios de catering y eventos además de los propios de cervecería y restaurante.

La cervecería ya ha albergado al menos otros dos negocios fallidos de hostelería antes del actual.

Después de unos años cerrado, los comedores que albergaron celebraciones de banquetes de boda, comuniones y de empresa de miles de salmantinos se convertirán en viviendas y trasteros.

Desde Oyrsa han explicado a La Crónica de Salamanca que se está llevando a cabo “una rehabilitación entera”.

También se va a hacer “un portal nuevo con acceso desde Pollo Martín” y se instalará un ascensor nuevo.

Una vez finalizadas las obras, el espacio de El Tobogán habrá dado lugar a cuatro viviendas y cinco trasteros. Pese a que desde la constructora no han dado fechas concretas, sí apuntan a “unos diez meses” como el plazo de entrega estimado.

Se están construyendo dos viviendas de 4 dormitorios y otras tantas de 1 dormitorio. Además de ello, se harán trasteros, que se comercializarán de manera conjunta con los pisos.

El edificio cuenta con ocho alturas y tres vecinos por planta. Asimismo, señalan que el primer piso cuenta con una mayor altura, equiparable a la de un segundo, debido al tamaño de la entreplanta (donde se ubicaba el restaurante).

Las viviendas grandes tendrán un precio de 385.000€. Con una extensión de 194m2 (153 m2 útiles), se distribuyen en cuatro dormitorios dobles, contando el principal con un vestidor y baño en suite. Además, hay otro baño, con posibilidad a un tercero, cocina independiente, salón con terraza y un amplio hall a la entrada.

Debido a que las obras no han finalizado, los clientes podrían solicitar algunas modificaciones, como dejar la cocina abierta al salón. Finalmente, en cuanto a los pisos de un dormitorio, no se han dado muchos más detalles, ya que “en principio, todos ellos ya están reservados”.

Vista sobre plano de una de las viviendas de cuatro dormitorios

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba