fbpx
LocalPortada

La picaresca con las tarjetas de aparcamiento falsificadas

Los socialistas piden mejorar la visibilidad y señalización de las plazas de parking para personas con movilidad reducida y combatir el fraude

El PSOE llevará al próximo pleno municipal la puerta en marcha de una campaña sobre el correcto uso de las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida, con el objetivo de sensibilizar a la ciudadanía sobre el perjuicio que supone la utilización indebida de estos espacios.

Bajo el título ‘Aprende a respetar: ponte en mi lugar, no en mi sitio’, la campaña pretende abordar esta cuestión desde diferentes ámbitos.

En primer lugar, con una revisión de la visibilidad de las plazas destinadas a personas con movilidad reducida para mejorar la señalización existente y evitar confusiones.

Así, los socialistas recuerdan que, según la legislación vigente, se pueden utilizar dos señales verticales para delimitar estos aparcamientos (señal de estacionamiento prohibido) y otra con el pictograma internacional de accesibilidad (señal de estacionamiento que implica la reserva para ese grupo de personas).

Además, los concejales del PSOE piden que la ciudadanía salmantina tenga acceso, a través de la web del Ayuntamiento, al mapa con todas las plazas existentes para personas con movilidad reducida con el fin de facilitar y evaluar las peticiones para instalar una nueva plaza en función de las necesidades que presenten los usuarios y garantizar así un número suficiente por toda la ciudad.

La localización de estas plazas como sus dimensiones tienen su causa en necesidades objetivas especiales para que una persona en silla de ruedas o andador, por ejemplo, pueda entrar y salir del vehículo con total autonomía y seguridad, esté tan cerca como sea posible de los pasos peatonales accesibles y de las entradas accesibles a edificios, medios de transporte y servicios públicos de la zona.

«Este mismo respeto también es exigible a los usuarios con movilidad reducida que prestan su tarjeta a otras personas que no la necesitan y a quienes falsifican esta tarjeta para hacer un uso fraudulento», indican los socialistas.

Por ello, para evitar estas actuaciones, la propuesta socialista incluye una campaña de inspección de tarjetas e insiste en la importancia de llegar a un común acuerdo social para determinar que «el uso incorrecto de estas plazas de aparcamiento es una conducta grave, antisocial e incívica que debe erradicarse».

Por último, consideran fundamental «poner fin a comportamientos inadecuados y situaciones que pueden resultar un obstáculo, como las obras que se planifican sin proponer un paso alternativo, las terrazas que se extienden sin tener en cuenta si dificultan el tránsito de sillas de ruedas, o el aparcamiento encima de las aceras, pasos de cebra o plazas reservadas para este colectivo».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba