fbpx
Economía

Consejos para desgravar en la declaración de 2022

Hasta el próximo 31 de diciembre

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han recogido diez trucos para atenuar el pago de impuestos en la próxima declaración de la renta. Así, hasta el final de año pueden realizarse ciertas acciones que abaraten la declaración del Irpf de 2022. 

  1. Obras para la mejora de eficiencia energética en viviendas. Desde octubre de 2021 se pueden aplicar tres nuevas deducciones temporales en este ámbito. No obstante, el certificado de eficiencia energética posterior a la obra se debe emitir antes del 31 de diciembre de este año, sólo se aplican a los propietarios de viviendas habituales o en alquiler y las obras no se pueden pagar con dinero en efectivo. Las tres deducciones son: obras para reducir la demanda de calefacción y refrigeración (base máxima anual de 5.000€ y 20% de deducción), obras que reduzcan el consumo de energía primaria no renovable (7.500€ y 40%), obras de rehabilitación energética de edificios de uso predominante residencial (5.000€ y 60%).
  2. Aportaciones a planes de pensiones. Pese a que el Gobierno está desincentivando los planes individuales frente a los empresariales, para los primeros el límite a desgravar es de 1.500€. Por su parte, las aportaciones a planes de pensiones empresariales pueden alcanzar los 8.500€.
  3. Compra y renovación de la vivienda. Esta desgravación solo puede beneficiar a quienes compraron su vivienda habitual o realizaron pagos para su construcción antes del 1 de enero de 2013. También deberán haber tenido deducciones por la misma vivienda en 2012 o años previos. La deducción puede alcanzar el 15% del dinero invertido, con un límite de 9.040€ de inversión.
  4. Reinvertir las ganancias de la venta de una vivienda. Quienes hayan vendido su casa y hayan obtenido ganancias, deberán tributar por ellas en la próxima declaración de la renta. Sin embargo, si ese dinero se reinvierte en la vivienda habitual podrá neutralizarse dicha tributación.
  5. Venta de vivienda para mayores de 65 años. En el caso anterior, si la vivienda la venden personas mayores de 65 años, así como dependientes severos o grandes dependientes, quedan exentos de tributar por las ganancias. Pese a ello, debe tratarse de la vivienda habitual y el límite máximo para la exención es de 240.000€.
  6. Compensar pérdidas y ganancias en Bolsa. Desde Gestha señalan al final del año como un buen momento para compensar las pérdidas generadas en acciones, fondos de inversión o derivados financieros con las ganancias que se hayan obtenido.
  7. Controlar las acciones. Las ganancias patrimoniales por venta de acciones (así como otras rentas) pueden suponer que los que en teoría no debían hacer declaración, se vean obligados a ello. Así, quienes tengan ingresos netos del trabajo inferiores a 16.825€ y obtengan rentas de otro tipo superiores a 6.500€ perderían una reducción de rendimientos de trabajo de hasta 5.565€.
  8. Exenciones para quienes trabajan en el extranjero. Los rendimientos que se obtengan por trabajos realizados para empresas radicadas en el extranjero están exentos de tributación, con un máximo de 60.100€ en territorio común. Si bien es cierto, esos países no deben estar clasificados como paraíso fiscal.
  9. Aportar a partidos políticos y sindicatos. Desde Gestha recuerdan que tanto las cuotas de afiliación, como las aportaciones a partidos políticos y las cuotas sindicales pueden suponer deducciones del 20% (con una base máxima de 600€). Además, los pagos a los colegios profesionales también deducen, con un límite de 500€, mientras que los gastos de defensa jurídica en relación laboral están exentos con un límite de 300€.
  10. Invertir en emprendedores. Los amigos o familiares de tercer grado que suscriban acciones o participaciones de la sociedad de emprendedores podrán deducirse un 30% de la inversión con una base máxima de 60.000€.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba