fbpx
Castilla y León

Mañueco reitera su voluntad de agotar la legislatura

Porque eso aporta “estabilidad que tan importante es en estos momentos de incertidumbre y zozobra nacional"

El presidente de la Junta de Castilla y León afirma que su gobierno de coalición con Vox es útil y eficaz para los ciudadanos, rechaza las etiquetas y pide que se les valore por sus hechos. Fernández Mañueco, en respuesta a preguntas de la Agencia Ical, afirma que seguirá ofreciendo diálogo a la oposición, aunque se encuentre con fustración e insultos, y acusa a Pedro Sánchez de haber provocado la polarización actual en la política española. Subraya que en el futuro habrá nuevos beneficios fiscales para las familias, el emprendimiento y el medio rural y sostiene que la Comunidad evoluciona mejor que la media en la recuperación de la crisis.

Políticamente, tanto en España como en Castilla y León, 2022 pasará a la historia como un año de fuerte polarización y de tensión en el debate parlamentario con declaraciones estridentes, cruce de insultos, ¿entiende que los ciudadanos puedan estar perplejos o enfadados con una clase política que ocupa una gran parte de su tiempo en avivar los enfrentamientos?

Es Pedro Sánchez quien ha provocado la polarización actual, llevando al enfrentamiento entre ciudadanos y territorios con la aplicación de sus políticas. Desde una profunda convicción personal, creo y defiendo la moderación, el diálogo y el entendimiento. Lo he aplicado en todas mis responsabilidades públicas. Lo he hecho en mi primer gobierno en coalición en la Junta de Castilla y León, ahí está el Pacto por la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social con la práctica totalidad del arco parlamentario, y actualmente sigo poniendo todo de mi parte para lograrlo. Pero es muy difícil hacerlo ante una oposición frustrada que busca el enfrentamiento y dando la espalda al diálogo y al acuerdo.

Al PP se le ha acusado en sede parlamentaria de golpismo y desde el PP se ha acusado al Gobierno de ir contra la Constitución, ¿está en riesgo el sistema de democracia liberal y representativa en España?

El Gobierno Sánchez está dando pasos muy peligrosos. Sánchez traiciona sus propios principios para mantenerse unos meses más en La Moncloa. Estamos ante hechos muy graves. Y no lo digo yo, lo apuntan expertos jurídicos de prestigio. No podemos poner en riesgo nuestra Constitución por el capricho de los socios de Pedro Sánchez.

¿Puede trasladarse esa polarización de la vida de los ciudadanos, como vimos por ejemplo en Cataluña?

Desde el Gobierno de Castilla y León defendemos la Constitución, fruto del consenso y diálogo de todos. Por eso, afrontamos el futuro con políticas públicas que consoliden a Castilla y León como tierra de paz y concordia. Vamos a poner todo de nuestra parte para seguir por la senda del diálogo institucional, político y social.

En Castilla y León, el último episodio con el error en la votación de la Ley de Acompañamiento ya se ha dicho que no tendrá apenas efectos prácticos, pero ¿debe suponer una llamada de atención en lo político?

Los errores existen, pero lo importante es buscar una solución inmediata para que no afecte a las personas. Y eso es lo que hemos hecho desde el minuto uno. Estamos tramitando la nueva ley y se aprobará en las próximas semanas. Además, les recuerdo que aprobamos ya en noviembre una Ley Fiscal que incluía la gran parte de las reformas para que Castilla y León tenga los impuestos más bajos de su historia.

Castilla y León se ha caracterizado tradicionalmente por un contexto de grandes acuerdos entre los dos partidos principales, ¿debemos perder toda esperanza en esta legislatura de un apretón de manos entre el Gobierno y la oposición? ¿Hace alguna autocrítica en este aspecto?

Lo he dicho e insisto: Mi mano estará siempre tendida al diálogo y al entendimiento. Lo he aplicado siempre en mis responsabilidades públicas. Les aseguro que seguiré ofreciendo diálogo, acuerdos y consensos, aunque al otro lado solo encuentre frustración, insultos y zancadillas en la gestión y mentiras. Tengo la sensación de que algunos viven muy cómodos alejados de cualquier intención de pacto y acuerdo con el Gobierno de Castilla y León.

¿Hace alguna oferta concreta de pactos al líder socialista?

Lo he hecho en numerosas ocasiones y sigue en pie mi ofrecimiento para, por ejemplo, llegar a un Pacto por la Sanidad, defender a Castilla y León en los PERTE de automoción o del español, o en la distribución de las nuevas sedes del Gobierno de España. Pero entre Castilla y León y Sánchez, el señor Tudanca siempre defiende al líder de su partido, por encima del interés por nuestra tierra.

Después de seis meses de rodaje con Vox, ¿qué pueden apreciar los castellanos y leoneses que ha cambiado respecto a la anterior legislatura?

Nuestro gobierno es útil y eficaz con un claro compromiso para mejorar la vida de las personas y las familias con servicios públicos de calidad, apoyar a los autónomos, empresas y trabajadores y ayudar a nuestro medio rural. Hoy tenemos los impuestos más bajos de la historia de nuestra Comunidad, la educación gratuita de 2 a 3 años y el próximo año también de 1 a 2 años, ofrecemos gratis más vacunas para los niños, como la del rotavirus, con un ahorro de 200 euros para las familias; o ayudas más amplias para el pago de la hipoteca.

¿Se atreve a dar un porcentaje respecto al cumplimiento del pacto de Gobierno? ¿Está cómodo con su Gobierno o aún hay pulir los procedimientos internos?

El pacto de gobierno se hizo pensando en las personas de Castilla y León, lo estamos cumpliendo y su grado de cumplimiento es muy elevado. Nuestro gobierno funciona, es eficaz y útil a las personas. Y lo que pido a las personas es que se valore este gobierno por sus hechos, de los que estoy satisfecho. Pero no nos conformamos. Vamos a seguir trabajando para que Castilla y León sea cada vez más una tierra de oportunidades. Todos los gobiernos tienen margen de mejora y el de Castilla y León vamos a seguir mejorando.

¿Cómo califica su relación con el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo?

Es buena, insisto, todos los miembros del Gobierno de Castilla y León trabajamos de forma coordinada para lograr que Castilla y León sea cada vez más próspera. Aquí lo importante es Castilla y León y sus gentes. Nada más. Personalmente, ¿qué siente cada vez que le acusan de haber pactado con la “ultraderecha”? ¿Creé que la población de Castilla y León comparte ese análisis?

No creo en las etiquetas, sino en los resultados de los gobiernos. Y, precisamente, eso es lo que pido: Que la gente nos valore por nuestros hechos.

Vayamos a 2023. ¿Cómo cree que será el próximo año en lo económico y social en la Comunidad? ¿Es optimista?

Estamos ante una situación nacional e internacional muy difícil, pero Castilla y León está evolucionando mejor que la media nacional, como demuestran diferentes indicadores económicos. Somos una de las primeras comunidades de España en recuperar los niveles de PIB prepandemia. Ya estamos en el 102 por ciento, frente al 80 por ciento alcanzado en el conjunto de España. La tasa de paro de Castilla y León es casi cuatro puntos inferiores a la de España. Exportamos un 14 por ciento más de lo que importamos. La renta disponible bruta de los hogares está 3 puntos por encima de la media nacional. Datos que nos animan a seguir trabajando para que Castilla y León resista mejor ante la incertidumbre nacional. Apostaremos también por la internacionalización, con subvenciones a fondo perdido a las pymes para animarlas a exportar, la digitalización y formación continua de los trabajadores. Queremos empresas competitivas que creen empleo.

¿Qué puede decirle el presidente de la Junta a una familia que ha visto cómo los gastos fijos en casa y la cesta de la compra se encarece muy significativamente?

Estamos al lado de las familias de Castilla y León y no las vamos a dejar atrás. Por ello, hemos bajado los impuestos e incrementado las ayudas para llegar a más familias, a las más vulnerables, pero también a las rentas medias. Les cito, como ejemplo, la nueva línea de ayudas a la hipoteca frente a la subida de los tipos de interés. En Castilla y León una familia con cuatro miembros y una renta de 35.262 euros al año puede acceder a ayudas para pagar la hipoteca, antes solo podían recibir esta ayuda aquellas con ingresos de 13.780 euros. Hemos implantado la educación gratuita de 2 a 3 años y el próximo curso lo será también para alumnos de 1 a 2 años, lo que supone un ahorro familiar de 2.000 euros anuales por niños. Además, la gran mayoría de las familias numerosas no pagará ni un euro del tramo autonómico del IRPF. Damos más dinero a más familias a través de los Servicios Sociales de los ayuntamientos.

Las Cortes acaban de aprobar un paquete importante de reducciones fiscales, pero ya ha anunciado que no será el último. En este sentido, ¿por dónde le gustaría ir el próximo año?

Desde la Junta de Castilla y León apostamos por bajar impuestos, con una fiscalidad justa e inteligente. En el año 2021 eliminamos el Impuestos de Sucesiones y Donaciones entre familiares directos, en 2022 hicimos una reforma fiscal para todos los ciudadanos y en las primeras semanas de 2023 mejoraremos las deducciones a familias numerosas y a la vivienda del mundo rural. Efectivamente, no serán las únicas bajadas de impuestos para Castilla y León y en el futuro apostaremos por nuevos beneficios fiscales para las familias, el emprendimiento y el medio rural.

Para 2023, ¿qué leyes va a priorizar su Gobierno en la agenda legislativa?

Me voy a centrar en cuatro leyes que van a mejorar las residencias; el patrimonio y el medio ambiente, y rebajar los impuestos.

Uno de los conflictos abiertos este año es el del Diálogo Social. Los sindicatos le culpan a usted de dejar hacer a Vox en una estrategia para destruir el Diálogo Social. ¿Tiene previsto reunir al Consejo e intentar enderezar la situación?

Nosotros seguimos abiertos al diálogo y hemos alcanzado importantes acuerdos como el de la lucha contra los incendios forestales. Por supuesto, que en el año 2023 tendremos nuevas reuniones del Diálogo Social para desarrollar acuerdos que beneficien a las personas de Castilla y León. En situaciones de dificultad, todos debemos de dar lo mejor de nosotros mismos desde posiciones constructivas. Desde la Junta vamos a contribuir a ello. Pero siempre buscando el interés general. No se puede utilizar el diálogo para enfrentar ni dividir.

Una de las especulaciones frecuentes es sobre la duración de la Legislatura autonómica, ¿cree que tiene una mayoría estable para agotar la legislatura?

Mi voluntad es agotar la legislatura. El Gobierno de Castilla y León funciona y es útil a las personas. Aportamos estabilidad que tan importante es en estos momentos de incertidumbre y zozobra nacional.

Le quiero preguntar por dos servicios públicos que presta la Comunidad y que son muy sensibles para la ciudadanía: Sanidad y Educación: En el ámbito sanitario, hay una percepción de deterioro de la atención primaria (demoras en las citas, falta de médicos….). El problema se agrava en la Sanidad Rural ¿Por dónde quiere trabajar la Administración autonómica y con qué objetivos en este aspecto?

La Sanidad de Castilla y León está entre las mejores de España. Así lo ratifica que seamos la comunidad que más invierte en Atención Primaria, con más médicos por cada 1.000 habitantes y con la red de consultorios locales más extensa de todo el país. No nos conformamos y vamos a seguir mejorando como, por ejemplo, potenciando la atención primaria con un refuerzo de 100 ambulancias más o dotando de tecnología puntera nuestros hospitales para un mejor diagnóstico y tratamiento. La falta de médicos es un problema a nivel nacional. Un problema de Estado. En reiteradas ocasiones le he pedido al Gobierno de España un Pacto por la Sanidad, pero ha optado, una vez más, por no hacer nada.

En cuanto a Educación, ¿hay un temor a una rebaja de las exigencias y de los contenidos en la enseñanza, ¿tiene la Junta de Castilla y León capacidad para corregir esta situación? ¿Qué debe ocurrir para que Castilla y León vuelva a la mesa que diseña la EBAU?

Castilla y León es líder de Educación en España, como ratifican informes independientes. Y vamos a seguir apostando por la excelencia. Por ello, en Castilla y León los alumnos estudiarán toda la historia de España y no sólo desde 1812 y leerán El Quijote, La Celestina o El Lazarillo de Tormes, contenidos que dejan fuera la nueva ley del Gobierno Sánchez. En cuanto a la EBAU, Castilla y León defiende una prueba única. Es la forma más justa de acceso a la universidad. No participaremos en reuniones del Gobierno que solo tratan de generar confusión y no de llegar a acuerdos. Castilla y León tiene un modelo educativo de éxito y no daremos un paso atrás.

Por último, en estas fechas de buenos deseos, ¿qué le pide al año 2023?

Voy a recurrir a un tópico, pero que hoy cobra mucha importancia: Al Nuevo Año pido Prosperidad y Paz. Y para lograr mi primer deseo de prosperidad, es necesario un cambio de Gobierno cuanto antes por el bien de todos. Ya vemos de lo Sánchez es capaz de hacer.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba