fbpx
Castilla y León

Luz verde ambiental para un proyecto fotovoltaico de CyL

La nueva planta de Iberdrola se levantará en la provincia de Palencia

Iberdrola ha obtenido la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable para el desarrollo de uno de los mayores proyectos fotovoltaicos de Castilla y León, que se ubicará en el término municipal palentino de Villalba de Guardo.

Esta nueva instalación de producción de energía solar, que tendrá una potencia de 350 megavatios (MW), generará energía limpia suficiente para abastecer a 180.000 hogares al año y evitará la emisión a la atmósfera de 85.000 toneladas de CO2 anuales.

Con una inversión de 217 millones de euros, la construcción de esta planta fotovoltaica en zona de transición justa, de más de 630.000 módulos, contará con un importante componente local. Se prevé que en períodos punta de trabajo se vinculen al proyecto hasta 850 profesionales.

También tendrá una visión autonómica, la subestación la construirá la empresa salmantina Tecinsa y de los apoyos metálicos de la estructura de la planta se encargará Made Tower, ubicada en Medina del Campo -Valladolid-. Asimismo, distintos proveedores regionales y nacionales producirán diferentes componentes o llevarán a cabo sus infraestructuras eléctricas, como la línea aérea que correrá a cargo del proveedor asturiano Tensa o los transformadores de potencia y los seccionadores de la andaluza Hitachi y de la vasca Mesa, respectivamente.

Inversiones en proyectos 100% renovables, dinamización del tejido empresarial y el empleo local en torno a principios verdes e innovación y apoyo al emprendimiento son los pilares sobre los que Iberdrola trabaja para la transformación de la comarca de Velilla del Río Carrión, a la que acompaña de forma activa en su proceso de descarbonización.

La planta fotovoltaica

Iberdrola ha iniciado las obras de su otra planta fotovoltaica en la comarca, Virgen de Areños III (50 MW), situada en la pedanía de Acera de la Vega del municipio de Villota del Páramo y que obtuvo hace unos meses luz verde ambiental.

Una vez operativa la instalación producirá 85.902 MWh/año, el equivalente al suministro de 26.300 hogares y evitará la emisión de unas 12.000 toneladas de CO2 al año.

La inversión asciende a 27,5 millones de euros, contará con más de 90.000 módulos fotovoltaicos y en períodos punta trabajarán en el proyecto hasta 250 profesionales. En este caso, de los apoyos metálicos de la estructura de la planta también se encargará la empresa Made Tower, ubicada en Medina del Campo -Valladolid-.

Nuevo paisaje energético

Con estas nuevas plantas, Iberdrola reforzará su compromiso con Castilla y León, que se consolida como un centro relevante de desarrollos renovables en el ciclo inversor de la compañía a 2025, donde ya gestiona más de 5.100 MW, situándola como la comunidad autónoma con más megavatios “verdes” instalados por la compañía.

Iberdrola promueve las energías renovables como motor de desarrollo rural y de esta manera los pueblos emergen como garantía de futuro, es el caso de los pueblos castellanos y leoneses, rodeados por parques eólicos y plantas fotovoltaicas que Iberdrola está impulsando y que contribuirán a una recuperación sostenible, permitiendo crear empleo local.

Además, la compañía tiene plenamente integrada en su estrategia la conservación de la diversidad biológica de los ecosistemas, demostrando que el suministro de energía competitiva, limpia y sostenible puede convivir de manera eficaz con el equilibro del medio ambiente.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba