fbpx
LocalPortada

Soluciones para que funcione la sanidad pública

La plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública convoca una 'marea blanca' el 29 de enero con el lema: 'Nos sobran los motivos'

La plataforma de Salamanca para la Defensa de la Sanidad Pública organizó en el centro cívico Julián Sánchez ‘El Charro’ una asamblea informativa para exponer las razones que llevan a convocar y organizar una ‘marea blanca’ el próximo 29 de enero.

El lema que han elegido es: ‘Nos sobran los motivos’ y bajo esa premisa y con esas intenciones, los integrantes de la mesa conformada por médicos, sindicalistas, miembros de la plataforma y de asociaciones, fueron desgranando una a una lo que está desangrando los servicios y desalentando a los profesionales, desde auxiliares de Administración, hasta facultativos, que trabajan en la sanidad pública.

A modo de ejemplo

Para saber qué está ocurriendo con la lista de espera, se puso un ejemplo esclarecedor. A un paciente tipo le duele una rodilla. Solicita una consulta con su médico de cabecera. Esta se la dan a los 7 días. El doctor dice que tiene que verlo el traumatólogo. La cita para el especialista tiene una lista de espera de unos 131 días. El traumatólogo le pide una resonancia, ésta tarda 60 días de media. Vuelve a pedir cita con el especialista, otros 131 días, que al ver la resonancia solicita una artroscopia de rodilla, cuya lista de espera es de unos 200 días. «El calvario que pasa un paciente con dolor de rodilla es de 465 días de media en la lista de espera para saber qué tiene», señalan desde la plataforma.

El público asistente a la charla organizada por los Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública.

La pregunta que surge es: ¿Qué se puede hacer con la lista de espera? Los componentes de la mesa aseguraron que la lista de espera es «ficticia, no porque no exista, sino porque es aún más larga -en días y número-, ya que solo entran en la lista a partir del segundo mes», puntualizan.

Todos los servicios que tienen lista de espera en la sanidad pública, cuentan con una buena cobertura en la sanidad privada. «Cuando peor está el servicio en la pública, mejor le va a la privada», aseveran.

Lo que proponen es un control estricto, porque como aseguran «si el servicio funciona bien, no lo hace en la privada». Ponen como ejemplo el servicio de Hematología y de Cardiología, ambos están muy poco representados en la sanidad privada de Salamanca.

Otra de las propuestas que hacen desde la mesa es que se aplique bien la Ley de Incompatibilidad, si estás en la pública, no puedes estar en la privada. También se comentó desde el público que cuál era la razón por la que no había consultas u operaciones por las tardes, ya que servicios como el de laboratorio estaban funcionando las 24 horas del día.

La contratación de más personal se llevó buena parte de las intervenciones. Señalaban que media Europa tenía personal sanitario formado en España. «Aquí no se fideliza a los trabajadores. Tienen contratos por días. Es necesaria una buena gestión en Salamanca. Necesitamos más recursos humanos y materiales. La Sanidad no es un gasto, es un activo. Si esto sigue así, volveremos a las casas de beneficencia. Da la impresión de que los gestores lo hacen a posta para que se deteriore la sanidad pública», analizan.

Asimismo, hubo lugar para comentar la externalización de servicios como el transporte sanitario y la limpieza del complejo asistencial de Salamanca. En ambos casos, los sueldo habría que subirlos y los horarios de las plantillas analizarlos porque eran excesivos. El dinero público estaba en manos de empresas o fondos de inversión que no mejoraban las condiciones laborales de las personas que trabajaban en esos servicios.

Servicio de Urgencias

Sobre el funcionamiento del servicio de Urgencias, se buscó una solución, porque es «la puerta más cara para entrar en el sistema público de salud». Esta solución pasa por una buena atención primaria. Un médico de Familia puede «mal atender» a 60 pacientes. Si la espera para que te atienda tu médico se demora, el paciente va a Urgencias. «Si se trata la Primaria, se cura Urgencias», diagnosticaron.

Para que Primaria funcione bien es necesario que sea un servicio atractivo para los médicos. Para ello, proponen aumentar el presupuesto de Primaria un 25% y mejorar las condiciones de los sanitarios. «Es necesario potenciar al médico de Familia, no como ahora que les ponen zancadillas. Hay que hacer atractiva la Atención Primaria y ese estímulo debe de ser económico», aseguran.

Los miembros de la mesa que participaron en la charla organizada por la Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública.

Desde la Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública creen que presupuesto «hay», lo que no hay es «buena gestión. La Sanidad somos personas, no números. El consejero de Sanidad dice que no es un problema de presupuesto, que solo es que no hay médicos, pues mímelos», matizan, pero no se incentiva a los médicos ni con más dinero, ni con días libres.

Otra de las preguntas que surgieron es: ¿en qué se destina el presupuesto? La respuesta que dieron fue. «va a la privada».

Hay un déficit de personal en todas las áreas, se han perdido más de 300 personas en la plantilla; faltan centro de salud; el personal necesita herramientas para hacer los diagnósticos; se están deshumanizando los servicios; ¿quién contrala la agenda de los médicos?… «Hemos perdido la capacidad de reclamar lo que es nuestro. No se está protestando lo suficiente. Por todo ello, nos sobran los motivos para acudir a la ‘marea blanca’ del 29 de enero en el hospital Virgen de la Vega», concluyen.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Ningun dirigente de la sanidad quiere asumir directamente la reponsabilidad de poner orden y lo que hace es nombrar un subordinado que lo haga, ete a su vez nombra a otro y este a otro y puedes encontrar 5, 6 7… para controlar y esos claro no trabajan mas que para controlar y los que tienen que trabajar dicen QUE TRBAJAJEN ESOS y no sencontramos con una cantidad de gente ocupando despachos, paseando carpeta, etc, etc y con unos sueldos sustanciosos por controlar, no por que si la cosa viene mal dicen ese, ese ese, y a mi no me llega, menos dirigentes y mas trabajadores, todos tenemos la imagen, que ya paso , de la zanja en la calle que uno trabajaba y 7 dirigian.

Deja una respuesta

Botón volver arriba