Local

Los extrabajadores de Unisolar reclaman las indemnizaciones

Los extrabajadores de Unisolar, la planta de fabricación de paneles solares que estaba ubicada en Béjar, se concentraron este jueves en la plaza de Santa Eulalia, frente al despacho del administrador concursal que lleva la liquidación de la empresa, para protestar por la lentitud de sus gestiones.

El viernes volverán a concentrarse, esta vez ante los juzgados de la capital del Tormes, para protestar, asimismo, por la lentitud de la jueza encargada del caso, según explicó Julián Rollán, portavoz de los trabajadores.

La empresa, que llegó a tener subvenciones del Ayuntamiento de Béjar, la Junta de Castilla y León y del Ministerio de Industria (22 millones) se encuentra actualmente en proceso de liquidación.

El año pasado despidió a 49 trabajadores y este año a otros 9. De ellos 32 no han cobrado aún la indemnización, ni siquiera la parte que le correspondería al Fogasa, porque el organismo público no reconoció la antigüedad de los trabajadores procedentes de la antigua Navaza y solamente cubre cinco años de antigüedad, cuando algunos trabajadores en su día no cobraron la indemnización por sus años en aquella empresa antes de integrarse en Unisolar.

La indemnización más baja

Por lo tanto, les corresponden 20 días por año trabajado con el tope de 12 mensualidades que establece la reforma laboral que aprobó el PP, o sea, la indemnización más baja de las previstas.

Esos 32 trabajadores están reclamando una indemnización media de 20.000 euros cada uno.

Los trabajadores critican las gestiones del administrador concursal, que no llegan a ninguna conclusión, y las dilaciones de la jueza de lo mercantil que lleva el caso.

[quote_box_center]EL GRUPO UNISOLAR

Grupo Unisolar tenía como objetivo el desarrollo global de aplicaciones solares, desde el diseño y fabricación de componentes hasta la oferta de sistemas energéticos. Diseñan, fabrican y comercializan captadores solares térmicos de alto rendimiento y sus accesorios, así como módulos fotovoltaicos de capa fina de silicio amorfo.

Comenzó a operar en 2005, con la fabricación de sus primeros captadores térmicos, la Serie Unisol. En 2007, tras la entrada en el accionariado de importantes grupos empresariales, inicia un gran proyecto industrial que se ha visto reforzado con la reciente obtención del Premio Egética-Expoenergética de Innovación. Y con la concesión por parte del Ministerio de Ciencia e Innovación de una subvención del programa CENIT al consorcio que lidera Grupo Unisolar con 22 millones de euros para poner en marcha del Proyecto ATON, destinado al desarrollo de nuevas tecnologías basadas en las células fotovoltaicas de capa fina.

Tenía tres áreas: sede social y centro fabril en Béjar (Salamanca); dirección comercial en Madrid y un centro de I+D+i en Béjar, por el que hacen una apuesta decidida. Y ofrecen un servicio de asistencia técnica a distribuidores, instaladores y clientes particulares, para garantizar el máximo rendimiento y fiabilidad de las instalaciones. [/quote_box_center]

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba