Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Un salmantino y un polaco unidos por María Guerras

La pianista salmantina ofreció un recital al piano en el que interpretó piezas del compositor salmantino Martín Sánchez Allú y Chopín
La pianista salmantina, María Guerras, en el centro de la imágen, junto a los organizadores del 50 aniversario de la European Physical Society.

“¿Dónde la habéis encontrado? Es una virtuosa. Todo el mundo se ha quedado encantado”. Casi que con esta frase, pronunciada por una de las asistentes al recital al piano ofrecido por María Guerras, se podría resumir lo que se vivió durante más de una hora en el Palacio de Congresos de Salamanca.

¡Qué menuda mujer! En el amplio sentido de la palabra. Sorprende escuchar al piano gemir, emocionarse, contenerse o ensancharse y todo ello gracias a que la pianista lo acaricie o lo provoque interpretando de memoria, salvo una pieza, las obras del compositor salmantino Martín Sánchez Allú y del polaco Fréderic Chopin.

Admirable como la pianista consiguió que maridaran tan bien estos dos artistas. Chopin, que en palabras de la propia María Guerras, es un Dios entre los dioses, y Allú, un creador salmantino prácticamente desconocido, que se acople de esa manera tan natural con el genio polaco.

Durante el recital, María Guerras va de un compositor a otro, y los pies y la cabeza de los escuchadores se mueven al ritmo que marcan sus manos y sus pies.

El público no la aplaudió tanto como se merecía por petición de la propia pianista, que con su generosidad hizo que las piezas lucieran en su totalidad, sin la interrupción del agradecimiento. Los aplausos vinieron al concluir. El reconocimiento a un momento mágico vino con una larga e intensa ovación y algún que otro ¡Bravo! que le enviaron desde el patio de butacas.

Atractiva en sus formas y luciendo un elegante traje negro correspondió con un saludo y la satisfacción de una interpretación bien ejecutada.

La actuación de María Guerras se encuentra dentro de las actividades organizadas para celebrar el 50 aniversario de la European Physical Society. Si la música en pura matemática, lo vivido en el Palacio de Congresos, marida a la perfección con la física, de la misma manera que Allú y Chopín lo logran gracias a la pianista salmantina.

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios