Deportes

Los enfermos de Hepatitis C piden el tratamiento de última generación

Los enfermos de Hepatitis C de Salamanca reclaman a la Junta que prescriba para todos ellos el tratamiento de última generación con fármacos capaces de curar la enfermedad en un 90% de los casos.

 

Para eso han instalado una mesa informativa en el hospital que volverán a poner este viernes, con el fin de hacer llegar a los ciudadanos sus preocupaciones.

Esther Mate, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (Plafh), explicó que en la actualidad solo 90 salmantinos reciben estos tratamientos. Suele tratarse de pacientes en estado más grave, que ya están prácticamente a las puertas de entrar en lista de espera para un trasplante de hígado o dentro de ella porque el suyo puede sufrir en breve una cirrosis.

Esos fármacos de última generación curan la enfermedad en un elevado porcentaje «y sin los efectos secundarios que tienen los tratamientos anteriores, que te dejan dañado el cuerpo de por vida, los huesos y una anemia crónica», explica Mate.

El plan nacional establece que los medicamentos nuevos se pueden administrar a pacientes en fase F2, F3 y F4.

Las fases

El fibroscan es un aparato que mide la fibrosis del hígado debido a la hepatitis y establece cinco grados de fibrosis, desde F0 a F4. Tras las fibrosis F4 llega la cirrosis.

La plataforma también pide que todos los hepatólogos tengan el fibroscan y que se trate a todos los pacientes sin distinción del grado de fibrosis. Que no se espere a que se agrave su estado, porque tras el F4 viene el trasplante, pero aunque te cambien el hígado el paciente sigue teniendo la hepatitis y se volverá a dañar el hígado sano que le han puesto. Lo que hay que hacer es dar el fármaco para currar la enfermedad», sentencia Mate.

La plataforma recuerda a los ciudadanos que la Hepatitis C solo se transmite por la sangre (por transfusiones, de la madre al feto, compartir jeringuillas, tatuajes, acupuntura afeitado, intervenciones odontológicas, manicura, peluquería o tratamientos de belleza), «y que la transmisión por vía sexual es poco frecuente, pero no imposible. El riesgo es mayor cuando hay menstruación o en prácticas sexuales que implican presencia de sangre».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba