fbpx
Local

Marta Gómez Rodulfo: “Ser mujer, ser indígena y ser pobres, los tres pecados de las indígenas”

Marta Gómez Rodulfo, periodista especializada en Derechos Humanos y autora de La lucha de Eufrosina Cruz Mendoza: Alas de Maguey.

P. Eufrasina, la protagonista de Alas de Maguey, siente el peso de la responsabilidad sobre sus hombros. ¿Es tan dura la vida de una persona que escapar del mundo predestinado para ella?

Marta Gómez Rodulfo. Las mujeres indígenas nacen como ellas dicen con tres pecados: Ser mujer, ser indígena y se pobres. Tres características de por sí difíciles por separado, las tres juntas hacen que estas mujeres tengan una realidad difícil y muy poco prometedora. Escapar de esta situación desde un lugar tan olvidado por la sociedad como el de Eufrosina es una gran proeza. Eufrosina nació destinada a ser invisible y ha conseguido cambiar las leyes para que las mujeres indígenas de México puedan votar y ser votadas.

P. La lucha de Eufrosina Cruz Mendoza: Alas de Maguey. ¿Está editado en España?

M.G-R. No, todavía no. Quiero que se edite en España. Estoy buscando una editorial que le interesará editarlo aquí. Lo que sí adelanto es que en ebook sale ahora, en mayo.

P. Marta, ¿qué ha aprendido usted de Eufrosina?

M.G-R. He aprendido a respetar los sueños, a pelear por lo que uno quiere y desde luego a la gran capacidad de sacrificio que ella tiene. Estar con ella y seguirla en su día a día durante casi cuatro años, ha sido un ejercicio increíble. Como trabaja sin destajo y a la vez como es tan feliz sabiendo que lo que hace tiene una repercusión para el resto de las mujeres.

P. ¿Qué se permita la invisibilidad social es lo peor que le puede ocurrir a un pueblo?

M.G-R.México es un país muy racista y los indígenas de México son casi 15 millones de personas, son personas marginadas e invisibles. México presume de su diversidad cultural, que en verdad es un tesoro, pero de puertas para adentro no valora esa diversidad.

 

Marta Gómez Rodulfo, autora de La lucha de Eufrosina Cruz Mendoza: Alas de Maguey.

P. ¿La marginalidad de los pueblos indígenas continúa activa hoy día?

M.G-R. Los indígenas en México son aún hoy la parte más discriminada de la sociedad mexicana. Son los sirvientes del resto de la población. Las cosas van cambiando, casos como el de Eufrosina junto a las nuevas generaciones que apuestan por una igualdad mayor, hacen que haya esperanza para el futuro.

P. Pero se vislumbra una pequeña esperanza. ¿En qué cree que ha contribuido Eufrosina en su comunidad?

M.G-R. Ha ayudado no sólo a llevar un mensaje de empoderamiento a las mujeres, que es bien importante, pues estas mujeres tienen su autoestima muy baja, sino que además ha llevado prosperidad económica a las mujeres, ayudándolas a crear talleres, cooperativas y crear pequeños negocios con los que salir adelante económicamente.

P. ¿Somos racistas?

M.G-R. En España creo que no, o al menos es mi percepción. Hace años igual si, pero ahora mismo aceptamos la diversidad de razas más que bien. En México si son racistas, pero sobre todo clasistas y es que la piel blanca desde los tiempos de la Conquista ha marcado todo el continente americano.

P. Su libro lo presentó Elena Poniatowska, Premio Cervantes, ¿qué recuerda de su primer encuentro con ella?

M.G-R.Elena Poniatowska siempre ha estado muy ligada a los temas de género. Cuando leyó el libro, le gustó y acepto presentarlo y hacer el prólogo, fue como si me hubiera tocado la lotería. Me sentí la mujer más afortunada del mundo. Qué una mujer de su talla le gustará esta historia, es una satisfacción enorme. Ella es una mujer muy alegre, simpática y entrañable. Me ha encantado conocerla.

P. Usted ha vivido en México. ¿Es tan ‘fiero’ el león como lo pintan? ¿Es tan peligroso?

M.G-R.Creo que es más peligroso lo que uno imagina que la realidad. Claro que suceden cosas y el tema del narcotráfico existe, pero visitar o vivir en México no es peligroso. Teniendo cuidado en pequeñas cosas como no caminar de noche o no agarrar cualquier taxi que pasé por la calle, se vive perfectamente. Es un país con infinitas posibilidades y que se disfruta enormemente. Yo en 6 años allí ni una sola vez he tenido un susto.

P. ¿Qué nos puede enseñar México si lo visitamos?

M.G-R. Soy una enamorada del Distrito Federal. La segunda ciudad más grande del mundo con casi 21 millones de habitantes y fascinante recorrerla. En un día ir al restaurante más sofisticado, caminar por un barrio que es un pequeño pueblo. Esos contrastes son muy bonitos. También las playas mexicanas son una delicia: Tulum o la isla de Holbox en Riviera Maya, o las ciudades coloniales como Oaxaca son un viaje inolvidable siempre. Animo a conocer México porque es un destino increíble en todos los sentidos.

[quote_box_left]Guía de México DF por Marta Gómez Rodulfo

Museo: El Museo de Antropología. El más importante del mundo en cuanto a antropología, con una representación increíble desde los primeros habitantes de México y todas sus culturas.

Restaurante: Contramar. La cocina del mar como llaman allí a las marisquerías, son excepcionales. Este es uno de los restaurantes más ricos de México DF. Sus tostadas de atún inigualables. www.contramar.com.mx

Zona para pasear: Parque México En la zona de Condesa, un barrio bohemio pero arbolado es precioso. Fuentes, tiendas, cafés. Un paseo maravilloso.

Café Maque: Los desayunos más típicos en este café con vistas al Parque México es el mejor plan para un sábado por la mañana.

Zona para pasear, compras: Polanco. La zona nice de la ciudad donde están las mejores tiendas y agradables restaurantes para comer allí.

[/quote_box_left]

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba