Local

Una pintada en la Plaza puede costar 3.000 a partir de ahora

La Comisión de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Salamanca ha dado este martes el visto bueno a la modificación de la Ordenanza de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos, que recoge el endurecimiento de las sanciones para la realización de pintadas en Bienes de Interés Cultural y catalogados.

La nueva ordenanza municipal prevé sanciones de hasta 3.000 euros por pintadas en bienes protegidos (los monumentos de la ciudad), y de hasta 1.500 euros en el resto de inmuebles del a ciudad. Si el autor es menor de edad, la multa la pagarán sus padres.

Además, se les podrá reclamar en todos los casos el coste de la limpieza de sus estampaciones, que en el caso de los edificios en piedra de Villamayor es muy elevado porque tiene que hacerlo una empresa especializada.

Precisamente este martes se ha realizado la prueba del sistema más adecuado para retirar los grafitis no autorizados en estos monumentos.

Pruebas

Estas pruebas, que son una prescripción de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural para llevar a cabo la actuación, permitirán determinar el método y el tipo de material que se empleará en la limpieza de la Plaza Mayor y en resto de edificios con valor cultural que estén construidos con piedra de Villamayor.

Dentro de la gama de materiales especializados para proyección en fachadas y superficies delicadas, se han elegido los materiales más suaves e inocuos. En concreto, se han empleado microesferas de vidrio, que se han empleado en las pintadas de la iglesia de San Román con un buen resultado, y también de otros como silicato de aluminio y piedra pómez para poder valorar su eficacia y afección a la pátina de la piedra.

En función de estas pruebas se determinará el presupuesto, el inicio y plazo de la actuación, enmarcada en el Plan de Actuación contra las pintadas.

Estufas para terrazas de invierno

Por otra parte, los concejales de Patrimonio y de Medio Ambiente han observado junto a los miembros de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural el impacto visual de las estufas de gas para las terrazas. El modelo elegido es de pequeña dimensiones (apenas supera la altura de una mesa), carece de cableado y de color gris para no alterar el entorno visual de los monumentos.

 



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba