Local

Los de 1º de Bachillerato, como “conejillos de indias” ante los cambios en la Ley de Educación

 

La Prueba de Acceso a la Universidad está en el aire para los alumnos que cursan actualmente 1º de bachillerato. El problema que presenta esta situación es que hay estudiantes que actualmente se están preparando para una prueba que aún no es ni mucho menos definitiva.

Tanto para los profesores como los alumnos, esta transición entre una prueba y otra está siendo la forma de poner en juego la capacidad de los colegios para adaptarse a los cambios que el Estado hace en Educación.

La idea inicial de que haya una misma prueba para toda España “sería lo ideal”, según la opinión de los alumnos y la Jefa de Estudios de un centro privado-concertado de Salamanca. Esta era una de las propuestas rechazadas por la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), por lo tanto, los alumnos y la Jefa de Estudios creen que “muchas comunidades están en desventaja ante otras. Nos hubiera favorecido muchísimo (en Castilla y León)”.

Profesores y alumnos desconcertados

Por un lado, los profesores no saben cómo va a ser la prueba, según un profesor del Colegio Maristas de Salamanca “lo único que sabemos es que no va a ser tipo test”. Cuando llegue la prueba definitiva los colegios se adaptarán a lo que marque la ley; pero ahora mismo, según los profesores, “los alumnos están despistados”.

De momento la LOMCE está en vigor en Castilla y León, por lo tanto los criterios de educación en el centro serán los que indique esta ley. A pesar de eso, los colegios e institutos están preparando a los alumnos sin un objetivo final fijo.

Los alumnos de 1º de bachillerato se sienten como “conejillos de indias”. Está en el aire su educación y, especialmente, su futuro de cara a la Universidad. Creen que el colegio les está preparando bien para lo que termine siendo la Prueba de Acceso, pero un alumno del colegio Maristas cree que “si la ley inicial hubiera seguido adelante habría sido más igualitario, dado que no ha sido así ha concluido en un desastre”.

Texto: María Bolaños Almeida


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Los recortes se notan y mucho, los pacientes no tienen la culpa. Hay grandes profesionales que trabajan y marchan muy cansad@s a casa. Lo que es vergonzoso es la mala imagen que dan esas personas que salen a fumar a la puerta de su servicio. Además de ser nocivo para su salud .

Deja un comentario

Botón volver arriba