LocalNacional

Valdeón asume su «error e imprudencia»

 

Rosa Valdeón fue retenida por la Guardia Civil y tras realizarle el control de alcoholemia triplicaba la tasa de alcohol
Valdeón ha querido explicar su versión sobre los hechos que ocurrieron el viernes. La vicepresidenta salió de casa a las cinco de la mañana y reconoce que tomo «ansiolíticos». A las seis de la tarde -del viernes- paró en un área de servicio y tomó unas cañas y comió algo. El viaje, según ha declaro, «lo hice con normalidad. Parece ser que en un adelantamiento di a un camión».

Ella asegura que sólo se dio cuenta de este choche cuando la paró la Guardia Civil y vio su coche abollado. «La primera sorprendida fui yo».

Valdeón sólo encuentra una explicación para este hecho: la mezcla de cerveza y el ansiolítico. «No soy consciente de nada de lo que ha pasado. Pido disculpas al camionero y a mis compañeros».

Un juzgado de Toro (Zamora) ha abierto una investigación, pero en caso de que Valdeón fuera imputada por un delito contra la seguridad vial, al ser aforada, este juicio lo llevarse al Tribunal Supremo. Sobre este tema, la vicepresidenta ha señalado que si fuera un ciudadano normal, el juicio sería rápido, «como no lo soy, estoy aquí dando la cara».

También ha explicado que es un día duro, que ha hablado con el presidente Juan Vicente Herrera por teléfono y que tiene tomada una decisión, «pero hasta que no hable con el presidente personalmente, no voy a decir nada».

Asume que los políticos tienen que «dar ejemplo».

Triplicaba la tasa de alcohol

Rosa Valdeón fue retenida el viernes por la noche por la Guardia Civil. El motivo, Según informó el periódico La Opinión de Zamora, triplicar la tasa de alcohol permitida por Ley. La vicepresidenta dio 0,77 en la primera prueba y 0,72 en la segunda, cuando lo permitido es 0,25 mg/l en aire espirado y 0,5 g/l en sangre.

Pero, la retención por parte de los agentes fue la conclusión de una serie de actos peligrosos que fue cometiendo la vicepresidenta del Gobierno de Castilla y León desde la provincia de Ávila hasta Morales de Toro, localidad donde fue interceptada por la Guardia Civil.

Valdeón cometió su primera infracción grave en el kilómetro 118 de la A-6 (Ávila). En ese punto, la vicepresidenta rozó en una maniobra de adelantamiento a un camión, que tuvo que hacer virguerías con el volante para no salirse de la vía. Al comprobar, que el conductor, en esta caso la conductora, imprudente no se detenía, se puso en contacto con la Guardia Civil y Valdeón fue retenida y obligada a realizar el control de alcoholemia.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba