Opinión

Tiempo pasado

 

– Voy a aprovechar mi amistad con usted para preguntarle sobre algo en lo que pienso hace tiempo…

 

– ¡Aprovéchese usted! ¡No faltaba más!

– Pues mire… Siempre dice usted que las tortugas y cocodrilos de los que tanto se habla vivieron hace cuarenta millones de años. Pero… ¿cómo se sabe esta edad? ¿Por carbono catorce?

– No. No. Ese método radiactivo sólo sirve en paleontología o geología para mediciones muy recientes. Al alejarnos en el tiempo el error aumenta enormemente.

Fósiles y niveles de referencia. Cuando en un yacimiento se encuentra sólo el fósil A, no se puede datar, dado que está en todos los niveles. Si encontramos A, B, C y D, su edad está comprendida entre 4 y 6. Si a ello añadimos E, el yacimiento es de edad 5, por ser el único en el que están juntos los fósiles A, B, C, D y E. F sería un fósil característico de E.
Fósiles y niveles de referencia. Cuando en un yacimiento se encuentra sólo el fósil A, no se puede datar, dado que está en todos los niveles. Si encontramos A, B, C y D, su edad está comprendida entre 4 y 6. Si a ello añadimos E, el yacimiento es de edad 5, por ser el único en el que están juntos los fósiles A, B, C, D y E. F sería un fósil característico de 5.

– ¿Y entonces?

– La base de todas las dataciones relativas –no las absolutas– es el conocimiento y comparación de los fósiles. Ha sido y es una ardua labor en los dos últimos siglos…

– ¿Y cómo es eso?

– Se puede decir que el fundador de la Paleontología de Vertebrados y de la Anatomía Comparada es el barón Georges Cuvier, que vivió a caballo de los siglos XVIII y XIX, en París. Aparte de sus descubrimientos paleontológicos, que le dieron inmensa y justa fama, fue el principal  promotor del tercer Principio de Geología, que viene a decir que en la historia del planeta ha habido numerosas épocas, y que en cada una de ellas vivieron unos animales característicos, que desaparecieron por unas grandes catástrofes mundiales.

– ¿Y eso es verdad?

– No. Mire usted. Él suponía que la última catástrofe fue el Diluvio Universal, que, como hoy se sabe, apenas fue un fenómeno local en la antigua Mesopotamia. No. Esta idea Catastrofista prosperó, aunque fue combatida por el Actualismo de Hutton y Lyell, hasta el Evolucionismo de Darwin.

– Y entonces… ¿cada época no tiene sus fósiles característicos?

– Bueno… El Principio se mantiene, pero con reservas. Es mejor decir que cada época tiene su asociación fosilífera característica…

– ¡Ya voy comprendiendo! ¿Y en Salamanca, que pasó?

– En 1906 se encontraron unos dientes de mamíferos, que comparados con los de Francia –que servían entonces de referencia– se dataron en la época «ludiense». En 1922 otros dos dientes procedentes de Corrales (Zamora) se asignaron como del «luteciense» –nombre que alude a Lutecia, topónimo romano de París. Los hallazgos fosilíferos posteriores, en la segunda mitad del XX, confirmaron y afinaron esas dataciones y añadieron a la paleofauna conocida varias especies de mamíferos, reptiles y peces. Y se sumaron otras de épocas anteriores y posteriores.

– Pero… ¿Y las edades absolutas?

– Eso no se ha determinado aquí. Hay otros yacimientos con algunos fósiles similares en los que sí se ha podido definir una datación absoluta por métodos radiactivos, u otros, que sirven para definir mejor una asociación característica, lo que se llama un Nivel de Referencia. Ello se debate en Congresos Internacionales…

– Por fin me enteré bien de cómo se sabe la edad. Y entonces ¿cuándo se dice que hace cuarenta millones de años…?

– Bueno. A los geólogos y paleontólogos nos preocupa mucho más la edad relativa que la absoluta, que se expresa con un nombre, casi siempre topónimo, o por un Nivel de Referencia, con un número. Así, aquí hablamos de «la parte media del Eoceno medio» para referirnos a los yacimientos de Corrales, o a «la parte superior» del mismo para los de Cabrerizos y Villamayor. Por encima de ambos puede haber estratos del Eoceno superior. Del posible Oligoceno aquí se sabe poco… Y más arriba tenemos el Mioceno…

Niveles faunísticos del Eoceno de Castilla y León. A: Nivel Cubillos-Valdegallina; B: Nivel Casaseca; C: Nivel Teso de la Flecha-San Morales; D: Mazaterón; E: Deza; F: Molino del Pico. (Según E. Jiménez, 1992)
Niveles faunísticos del Eoceno de Castilla y León. A: Nivel Cubillos-Valdegallina; B: Nivel Casaseca; C: Nivel Teso de la Flecha-San Morales; D: Mazaterón; E: Deza; F: Molino del Pico. (Según E. Jiménez, 1992)

– ¿Y todos esos estratos que usted relaciona con una edad concreta, son marinos?

– No. No. Eso pensaba Unamuno, al que seguramente usted ha leído esa idea poética al referirse a las capas que él observaba en su querido Teso de la Flecha. No. Nada de lo que él vio en las riberas del Tormes, aguas arriba de Salamanca, fue cubierto por el mar… ¡Nunca!

– ¿Y eso, por qué? ¿Cómo se sabe? ¿No había tortugas marinas?

– ¡Que no! Las tortugas fósiles de Salamanca y Zamora son parecidas a las que hoy viven en ríos tropicales de, por ejemplo, Sudamérica. Y los cocodrilos, lo mismo. Y, ¿qué me dice de los mamíferos?

– ¡Es verdad! ¡Tiene usted toda la razón! Pero lo que no acabo yo de ver claro es cuando dice usted tan rotundamente «cuarenta millones de años».

– Hombre, es una manera de hablar para entendernos. Digamos que es como una barrera temporal más allá de la cual situamos las dataciones de los estratos fosilíferos de Zamora, más antiguos que los de Salamanca. ¡El número no es exacto, compréndalo! Es sólo aproximado y lo digo así para mayor facilidad.

– Entendido. Y las tortugas gigantes, las… Titanochelon, creo recordar que se llaman…

– Esas son mucho más recientes. En Europa caracterizan al Mioceno y Plioceno. Son tortugas terrestres, que se acercaban al agua sólo para beber. Igual que hemos hecho con lo que le dije antes, podemos poner un límite temporal en, digamos, 12 millones de años. Las de Coca, en Segovia, o las de Palencia serían más antiguas, y las de Arévalo, en Ávila, algo más modernas.

– ¿Y no las hay en el Cuaternario?

– Pues no. Los fríos de esos tiempos no eran confortables para ellas ni para otros animales…

– Muy interesante. Me tiene que contar muchas cosas sobre estos temas…

– Bueno. ¡Cuando usted quiera!


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Querido Emiliano,

    Tema interesante y un tanto delicado el que has traído hoy. Me identifico mucho con tu amigo el escéptico y creo que hay tema para rato…

    Un abrazo y hasta pronto,

    Emilio

    1. ¡Ya lo creo que hay tema! ¿Por qué la cronología exacta cambia cada poco tiempo? ¿Por qué se cambian de vez en cuando los nombres toponímicos de los pisos? ¿Por qué los fósiles característicos sólo sirven para determinadas zonas del planeta y no para todas? ¿Por qué cambian los nombres de los fósiles? ¿Qué es un nomen nudum? ¿Por qué los vertebrados fósiles de la Cuenca del Duero, o de Castilla y León, son diferentes a los del resto de Europa? ¿Por qué no se les hace caso, como ocurre en todas las demás autonomías de España? ¿Por qué……………………………….?

Deja un comentario

Botón volver arriba