fbpx
Opinión

1º de Mayo

Este lunes celebraramos, un año más, el Día Internacional de los Trabajadores (1º de Mayo) fiesta del movimiento obrero mundial proclamado en 1889 en homenaje a los mártires de Chicago que lucharon para conseguir la jornada de ocho horas de trabajo y que culminó en una masacre y en un injusto juicio contra sus dirigentes; un año después cinco de ellos fueron ahorcados y tres encarcelados. En la actualidad este día es aprovechado por los sindicatos y el conjunto de los trabajadores para reivindicar derechos laborales.

Un año más Salamanca acogerá la tradicional manifestación que recorrerá sus calles para protestar contra las políticas laborales del Partido Popular. Aunque el primero de mayo ha perdido protagonismo y, en cierta medida, su carácter reivindicativo se ha sustituido por un mero día festivo repleto de propuestas de ocio para todos los gustos, es importante que tomemos conciencia de lo que nos estamos jugando. Ahora más que nunca es necesario recuperar su carácter reivindicativo ante el continuo goteo de pérdida de derechos laborales que tantos sacrificios y esfuerzos nos ha costado conseguir.

[pull_quote_left]Si algo caracteriza la política laboral del Partido Popular es la desregulación del mercado laboral y la precariedad[/pull_quote_left]Si bien es cierto que han sido diferentes gobiernos los que han impuesto reformas laborales contra los trabajadores, ninguna de ellas ha superado la virulencia y agresividad del Partido Popular que nos aleja, cada día más, de los modelos de relaciones laborales de nuestro entorno. Una nefasta reforma laboral que no ha servido para crear empleo sino para proteger la inmunidad de algunos empresarios que han aprovechado para abaratar y facilitar el despido de miles de trabajadores. Argumentan, falsamente, que para recuperar competitividad hay que imponer la temporalidad y reducir salarios, cuando la realidad es muy distinta. Quieren conseguir la máxima rentabilidad a costa de precarizar las condiciones laborales de los trabajadores, aunque ello conlleve mayor número de accidentes laborales. Se han devaluado los salarios de todos los trabajadores, especialmente los de las mujeres, que al tener los salarios más bajos han sido las más afectadas incrementado, aún más, la brecha salarial entre mujeres y hombres. Mientras tanto, algunos personajes de la política, la banca y la empresa se siguen lucrando a costa de nuestras necesidades.

Si algo caracteriza la política laboral del Partido Popular es la desregulación del mercado laboral y la precariedad. Las prácticas de rotación en el empleo a través de la sucesión continua de trabajos temporales, la multiplicación de trabajos a tiempo parcial, los falsos autónomos y las horas extraordinarias no pagadas es una realidad que vivimos día a día y que trata de ocultar el Gobierno gastando desaforadamente dinero en políticas de maquillaje.

Necesitamos políticas activas de empleo eficientes que mejoren la productividad, la estabilidad en el empleo, el desarrollo tecnológico y la cualificación. Si de verdad quieren corregir el problema se deberán adoptar medidas legislativas y administrativas dirigidas a priorizar contratos indefinidos y recuperar derechos suprimidos, además de derogar la reforma laboral y volver a restablecer el diálogo social.

Como bien dice el lema de CCOO y UGT: “No hay excusas para no salir a la calle el 1 de Mayo contra la precariedad laboral”.

— oOo —

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba