fbpx
Opinión

Perpetuar los estereotipos

Dicen que el amor no tiene edad y que la diferencia de edad no es obstáculo para ser feliz. Estas afirmaciones que repetimos frecuentemente no se corresponden con la realidad social actual en las parejas, sobre todo si quien marca la diferencia es la mujer. En las relaciones de pareja se ve con normalidad que el hombre sea mayor que la mujer y nunca se le ha puesto “nombre” a esta situación, incluso se le considera afortunado, en cambio cuando una mujer es mayor y decide vivir con un hombre más joven, de hecho ya se las ha etiquetado con el término ofensivo de “cougar”, una expresión coloquial inglesa que significa pantera y que se usa para definir a las mujeres que buscan parejas más jóvenes, recursos tópicos que tratan de perpetuar estereotipos que perjudican y denigran a la mujer para exaltar los atributos masculinos.

Mujeres y hombres valiosos que afortunadamente viven sus relaciones sin importarles los prejuicios los hay de todas las edades. Muchas mujeres ahora pisan fuerte, son más libres y viven su vida como les vine la gana, a pesar de que el machismo sigue instalado en nuestra sociedad, unas veces de forma evidente y otras más sutil y sigilosa.

[pull_quote_left]La mujer en la política sigue siendo tratada y juzgada de forma diferente. Son examinadas constantemente por su físico y su forma de vestir y no por sus intervenciones[/pull_quote_left]En la campaña de las elecciones presidenciales francesas, una de las protagonistas indiscutibles ha sido la esposa del candidato Emmanuel Macrom, finalmente vencedor de este proceso. La prensa de todo el mundo ha vendido la relación de pareja de Emmanuel Macron y Brigitte Trogneux, en unos casos como folletín novelesco en las que triunfa el amor y en otras ha sido criticada y ridiculizada por su diferencia de edad, y no digamos la salida de tono de Jean Marie Le Pen que llegó a describir a Macrom como “el hombre casado con la señora asaltacunas o vieja y seductora”. En todo caso una obsesión desmedida de los medios de comunicación y de algunos adversarios políticos de destacar su edad tratando de descalificarla.

Por encima de diferencias ideológicas y discrepancias que me separan políticamente de esta pareja, tengo que resaltar que me resulta bochornosa la banalización que se hace de su relación sentimental, tanto para alabarlos como para criticarlos. No trato de idealizarlos, sino de ver con normalidad su relación y censurar los retorcidos intentos de sacar rentabilidad política de su vida intima y privada.

Como bien dice Fiona Schmidt en un portal feminista francés “Emmanuel Macrom y Brigitte Trogneux desde su entrada en la escena pública son víctimas vergonzosas de la edad, él demasiado joven para ser presidente, ella demasiado vieja para ser su esposa. Brigitte Trogneux tiene 24 años más que Emmanuel Macrom, exactamente la misma diferencia de edad entre Melania y Donald Trump, pero esto no se ve porque solo es criticable en Brigitte por ser mujer”. No es justo y no se pasa por el mismo rasero a los hombres.

La mujer en la política sigue siendo tratada y juzgada de forma diferente. Son examinadas constantemente por su físico y su forma de vestir y no por sus intervenciones. Recordemos el encuentro que tuvieron la primera ministra británica y la mandataria escocesa sobre el Brexit que provocó una importante tensión en Escocia y algunos medios de comunicación decidieron que lo más importante de ese encuentro eran las estupendas piernas que lucieron las dos mujeres. Otras como Angela Merkel o Michelle Barchelet, también han sufrido y sufren comentarios de esta naturaleza en sus mandatos. Y ni que decir de la política española, donde las mujeres de todos los partidos políticos han sido y son discriminadas por su sexo en muchas ocasione. En las hemerotecas, por desgracia, hay ejemplos de todo tipo  que ponen en evidencia que la misoginia también está instalada en la política.

Está claro que queda mucho camino por recorrer para normalizar la presencia de las mujeres en la política y  también en la vida privada fuera de estereotipos sexistas.

— oOo —

Noticias relacionadas

2 comentarios

Deja una respuesta

Botón volver arriba