Economía

Ignacio Galán expone las bases para la transición europea hacia una economía baja en carbono

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha intervenido hoy en el encuentro Paquete de energía limpia para todos los europeos, organizado por Pricewaterhouse Coopers (PwC) en Madrid y en el que también ha participado el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete.

 

El objetivo de este evento era el de generar un debate en torno al llamado paquete de invierno de la Comisión Europea, que busca el liderazgo de la Unión Europea en la transición hacia una energía limpia.

El presidente de Iberdrola ha valorado positivamente el plan de acción trazado desde la Comisión Europea y ha confiado en que actúe como elemento unificador de Europa: “Estoy convencido de que, del mismo modo que el carbón y el acero fueron el punto de partida de los primeros tratados europeos, la energía limpia y la reindustrialización pueden formar un binomio revitalizador de la Europa unida que tanto necesitamos.»

Tras la bienvenida del presidente de PwC España, Gonzalo Sánchez, Ignacio Galán ha realizado una ponencia titulada La empresa eléctrica del futuro, que ha comenzado con un resumen del escenario actual: el aumento del consumo energético mundial por encima del 30% hasta 2040 y la necesidad de combatir con urgencia el cambio climático, implementando el Acuerdo de París.

En este contexto, según ha explicado el presidente de Iberdrola, es necesaria una descarbonización de la economía, en la que el sector eléctrico deberá jugar un papel clave.

Almacenamiento

Galán ha señalado que serán necesarias todas las fuentes de energía bajas en carbono, si bien su naturaleza intermitente requerirá un incremento relevante de la capacidad de almacenamiento.

Además, la gestión del sistema eléctrico se hará más compleja, para lo que serán necesarias más redes y más digitalizadas. En cuarto lugar, el presidente de la compañía ha destacado que el cliente tendrá un papel mucho más activo, gracias a las digitalización de la red, lo que ayudará a gestionar mejor el consumo e incrementar así la eficiencia energética.

“Todo ello va a suponer una transformación profunda de las empresas eléctricas tradicionales, que deben modificar su modelo de negocio hasta  convertirse en lo que el Instituto Tecnológico de Massachusetts ha denominado la utility del futuro”, ha afirmado Ignacio Galán.

En este sentido, el presidente de Iberdrola ha explicado que la compañía lleva ya 15 años avanzando en esta dirección, tras haber realizado inversiones por 90.000 millones de euros en el periodo. Esto le ha llevado a ser, a día de hoy, líder mundial por potencia eólica terrestre instalada, al tiempo que ha reducido sus emisiones en Europa en un 75% desde el año 2000, alcanzando niveles que están un 70% por debajo de la media de las empresas europeas del sector.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Aquí cada cual «arrima el ascua a su sardina».

    Los que no tenemos más intereses que los «generales», estimamos que lo mejor es un «pool» diversificado de todo tipo de energías e invertir en investigación y desarrollo.

    Así creemos que es bueno tener energía del carbón, hidroeléctrica, del sol, del viento, nuclear…en fin, todas y bien diversificadas para que se hagan entre ellas la competencia y se abaraten los precios totales…incluyendo los de los tratamientos de sus residuos y contaminación.

Deja un comentario

Botón volver arriba