Cosas de la vida

«Me metí en Internet, en ese berenjenal de jóvenes, para ganarme la vida»

 

Javier Romero es una estrella de Youtube. Su canal ‘Cocina familiar con Javier Romero’ cuenta con 869 vídeos, uno nuevo cada día, y más de 113.000 suscriptores. Romero vino a Salamanca para presentar su libro ‘Cocina familiar’ y nos hemos encontrado con él en la librería Santos Ochoa. Allí nos ha contado su historia, que comienza con un empresario arruinado por la crisis a los 52 años, “una edad un poco chunga”. La crisis dejó a Romero sin trabajo pero no sin iniciativa y espíritu emprendedor.

“Me metí en Internet, en ese berenjenal de jóvenes, para ganarme la vida. Pero las redes no son solo de jóvenes, las personas mayores tiene mucho que decir. Los jóvenes son más habilidosos en estos medios pero los mayores tienen más que contar, más experiencia. Tuve que aprender lo que saben los jóvenes para enseñarles lo que yo sé hacer, que es cocinar”.

Romero confiesa, riendo, que a su madre le comía los filetes crudos. “Siempre me ha gustado la comida y me ha encantado cocinar. Cuando te encanta comer, aprendes a cocinar para darte gusto a ti mismo”.

El cocinero se puso por primera vez ante las cámaras para la televisión local de La Rioja haciendo 101 programas. No le asusta la cámara, sabe ponerse frente a ella y contar lo que sabe. “Todos somos un poco exhibicionistas”.

Javier Romero, cocinero.¿Cuándo decidió grabar para Youtube?
Dejé la televisión local porque no me pagaban nada, pero fue allí donde vi la idea de esta salida laboral. Ya tenía por entonces mi primer blog de cocina montado y me puse a funcionar en mi casa. Cogí un trípode y una cámara barata y empecé a trabajar. De la televisión tomé la idea de grabar mis recetas.

Romero es radical cuando se le pregunta el porqué de su triunfo en la red: “Mis recetas salen. A cualquiera que haga lo que digo en mis vídeos le va a salir la receta”.

Afirma que no tiene ningún ingrediente secreto. Sus recetas se elaboran con lo que todos tenemos en la nevera. “No hago recetas para que vayas a comprar al mercado. Lo importante es cocinar con lo que se tiene en casa”.

Las redes sociales se diferencian de otros medios en que son sociales, está siempre presente la opinión del público, sus sugerencias. ¿Qué ha aprendido de sus seguidores?
Todo. No tenía ni idea de redes, aunque sí me considero un buen comunicador. Me he manejado en las redes porque he sabido hablar con ellos, escucharles. Así me di cuenta de que Javier Romero no era el protagonista de esta historia, lo eran los problemas que tenía la gente para cocinar. Me di cuenta de que no tenía que enseñarles mi cocina, sino la que ellos necesitaban en su día a día.

Ha venido a Salamanca, ciudad repleta de estudiantes, a presentar su libro que, según la editorial, está dirigido a jóvenes que se independizaban, a las cocinas de pisos de estudiantes. «Creo que no es así. ‘Cocina familiar’ está dirigido a personas de entre 35 y 50 años. Es un libro que les va a recordar la cocina de sus madres».

Javier Romero.La cocina está dejando de ser una necesidad y pasa a ser un hobby. ¿Cuál cree que es el futuro de la cocina tradicional, la que se transmite de generación en generación?
Ha habido un momento en que hemos vivido muy rápido y esa velocidad nos separaba de la cocina. Sin embargo, de la misma manera que la crisis se llevó mi empresa, se llevó muchas otras empresas y puestos de trabajo. Muchas personas ya no se pueden permitir comer fuera de casa y necesitan aprender a cocinar. Lo que la crisis me quitó, me lo ha devuelto por otro lado. Hay que saber coger la parte buena de cada cosa y aprender de la mala.

Por curiosidad, ¿cuál es su plato favorito?
El hondo, porque cabe más comida. (Risas) Tengo tres platos favoritos: la paella, la tortilla de patata y los callos.

Javier Romero cocinaro.¡Los tres muy españoles!
Considero que la cocina española es de las más importantes, que me perdonen mis seguidores de otros países. Por mucho que los grandes chefs cocinen platos raros, al final siempre se vuelve a lo mismo. No conozco a nadie que se canse de comer tortilla de patata ni que se haya empachado por comer jamón ibérico.

Y para acabar, ¿una receta para sobrellevar este calor?
Recomiendo sin duda el gazpacho. A mí me gusta con tropezones: jamón, pimiento, huevo cocido… esos tropezones aportan un gran matiz de sabor cuando te tomas el gazpacho.

Nos despedimos de este Javier y nos llevamos en una mano su libro de recetas y en la otra una lección de iniciativa y superación.

Por: Laura Corvo Félix


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Hola Javier Romero!!!
    Soy de Argentina y me encantan tus recetas.
    Tu historia de vida es un ejemplo para muchos que solamente esperan recibir todo «de arriba».
    Saludos cordiales y adelante con muchas recetas más!!
    Cecilia

Deja un comentario

Botón volver arriba