LocalSucesos

Se pusieron chulitos con la Policía tras una pelea multitudinaria en Garrido

La Policía Nacional de Salamanca ha detenido a dos chicos de 20 años y nacionalidad colombiana que tras participar en una pelea multitudinaria en Garrido, se pusieron chulitos con los agentes. Además, poco antes habían robado un teléfono móvil de alta gama en un bar de Bordadores.

 

Los hechos ocurrieron a las siete de la madrugada de este domingo, cuando la policía recibió el aviso de que se estaba produciendo una pelea en la calle Los Tilos en la que participaba una veintena de personas.

Cuando llegaron ya se había disipado el tumulto, pero vieron a dos chicos con indicios de haber participado en la refriega, porque uno de ellos llevaba la boca y la camisa ensangrentadas, los nudillos erosionados y contusiones en la cara y los brazos.

Cuando les pidieron que se indentificaran se negaron a hacerlo «con un comportamiento chulesco y desafiante con los funcionaros, a los que empujan y tratan de agredir, además de insultarles y amenazarles, por lo que procedieron a su detención», según indica la Policía.

El teléfono móvil

En el cacheo de seguridad efectuado, a uno de los detenidos se le intervino un teléfono móvil de alta gama que había sido sustraído en un establecimiento de ocio de la calle Bordadores esa misma noche a una joven que había presentado denuncia por los hechos.

Los dos chicos fueron detenidos como presuntos autores de un delito de atentado, resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad y por hurto de un móvil.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba