Local

Los funcionarios de prisiones, un colectivo “abandonado”

Miles de trabajadores acudieron a la manifestación para pedir el cese del secretario General de Instituciones Penitenciarias y exigir mejoras en sus condiciones laborales

 

Alrededor de ciento cincuenta trabajadores del centro penitenciario de Topas se desplazaron hasta Madrid para participar en la manifestación convocada a nivel nacional por los Sindicatos Acaip, UGT y CCOO

 

Los empleados públicos penitenciarios de todos los Centros penitenciarios de todo el país acudiron a Madrid, a manifestarse para solicitar una adecuación retributiva a la función social que realizamos y el cese inmediato del secretario General de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste Castillejo, por su desidia y absoluta ineficacia en la gestión de una plantilla laboral de más de veinte mil trabajadores de prisiones.

Dicha gestión viene reflejada, por una parte, en un deterioro manifiesto de la institución penitenciaria, por la inexistencia de planes efectivos contra el aumento alarmante de la violencia e inseguridad en las cárceles y por la progresiva privatización de servicios públicos esenciales.

Funcionarios de la carcel de Topas se manifestaron en Madrid.

Por otra parte, en el menoscabo manifiesto de las condiciones laborales del colectivo de profesionales públicos penitenciarios que en seis años de mandato del máximo responsable de la Secretaría General han visto mermados derechos básicos como la promoción profesional y han sufrido, además de una pérdida salarial significativa, el recorte en las garantías de defensa ante el aumento de expedientes disciplinarios, así como la ausencia de planes organizativos efectivos ante   el progresivo envejecimiento de la plantilla.

En definitiva, muy alejado de cualquier reconocimiento que mereciera el papel que desempeña el trabajador penitenciario ocupando un espacio digno y reconocible dentro de la sociedad española, el secretario General tiene al colectivo abandonado lo que viene a dificultar ostensiblemente el desempeño de las tareas que vienen a dar contenido al mandato constitucional de la reeducación y reinserción social de  toda persona que ingresa en un centro penitenciario.

Los Sindicatos convocantes vienen llevando a cabo reuniones con diputados de todos los grupos políticos en todas las Provincias de España, en las que se nos ha manifestado la existencia de consenso para aceptar una buena parte de las reivindicaciones del colectivo de trabajadores penitenciarios, algo en lo que vamos a seguir trabajando, buscando apoyos entre las fuerzas políticas y a través de movilizaciones,  para corregir la grave falta de personal que padecemos en centros como Topas, así como la reducción de la brecha salarial entre colectivos de la propia Institución en función de la ubicación geográfica de los centros penitenciarios.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba