fbpx
LocalPortada

La lista de espera quirúrgica baja, pero es la más escandalosa de la región

Cada vez es mayor la brecha respecto a las demás provincias

La lista de espera quirúrgica ha disminuido en 1.130 personas durante el último año en Salamanca, pero sigue siendo la más abultada de toda Castilla y León, según los datos facilitados este miércoles por Sacyl, correspondientes al primer trimestre de 2018. Se ha reducido el número de pacientes en espera y también la demora media, aunque sigue siendo la más alta de la región, con bastante diferencia. Lo más sangrante es que hay 55 personas que llevan esperando más de un año (350 al acabar el primer trimestre del año pasado).

 

 

Según los datos facilitados este martes por la Consejería de Sanidad, Salamanca cuenta con 5.325 personas esperando a ser llamadas para operarse, 1.130 menos que hace justo un año, y 218 más que al terminar 2017.

Hay menos pacientes esperando y la espera media es más corta, concretamente de 112 días, 23 menos que hace un año, siempre que no se tenga enchufe, en cuyo caso uno no se puede dar por aludido cuando salen los datos de la lista de espera. Con todo, es la mayor demora media de la región, donde la espera media es de 73 días y salvo el hospital de Salamanca ninguna llega a los cien días.

Salamanca acapara la cuarta parte de la lista de espera quirúrgica de toda Castilla y León, donde hay 26.160, un total de 2.901 personas menos que en la misma fecha del año anterior.

La lista de espera quirúrgica en Salamanca tiene 133 pacientes de prioridad 1 (los que deben ser intervenidos en menos de 30 días), 10 menos que hace un año y la cifra más alta de la región. Estos tienen que esperar una media de 15 días, lo que supone asimismo la demora más larga.

En prioridad 2 (pacientes cuya situación admite una demora relativa, siendo recomendable la intervención en un plazo inferior a 90 días) hay 1.246 personas, la cifra más elevada de Castilla y León con diferencia, que tienen que esperar una media de 111 días, también la espera más amplia aunque hace un año era de 132 días. No obstante, hay 545 que ya llevan en espera más de tres meses.

En prioridad 3, (pacientes cuya patología permite la demora del tratamiento, ya que aquella no produce secuelas importantes) hay 3.946 personas (901 menos que hace un año), también la cifra más elevada de la región, que tienen que esperar una media de 116 días para ser intervenidos desde que el especialista recomendó su operación, 24 menos que hace un año, pero la demora más alta de la región. No obstante hay 880 que superan los seis meses de espera).

Las especialidades más colapsadas son Traumatología (con 1.875 pacientes y una espera media de 149 días), cirugía general y del aparato digestivo (988 casos) y oftalmología (801 pacientes).

La mayor demora la acumulan cirugía plástica (184 días), Traumatología  (149) y Urología con 116 días.

Los hospitales del Bierzo y el Complejo Asistencial de Salamanca son los que presentaban una lista más abultada. Sin embargo, el primero redujo 31,33 por ciento el número de pacientes, hasta los 1.760, es decir, 803 menos, y la demora media, un 39,07 por ciento, hasta los 92 días -59 menos-. El salmantino recortó la lista un 17,51 por ciento -1.130 usuarios menos-, hasta los 5.325, y la demora media, un 17,04 por ciento, 23 días menos, hasta los 112.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, recordó que el Hospital del Bierzo ya acumula menos pacientes en espera que la media nacional y confió en que el de Salamanca lo consiga en este segundo trimestre. Además, destacó el impacto positivo de las medidas aplicadas a través de Perycles, que recalcó cumplió con la indicación de intervención en menos de 30 días de los procesos más graves. En general, subrayó que logró una rebaja “progresiva” y “sostenida”, mediante la mejora de los servicios públicos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba