Castilla y León

Castilla y León, la región española con menos nacimientos en 2017

Nuestra comunidad contabiliza el nacimiento de 13.446 personas menos de las que fallecieron en 2017

 

La Comunidad es la autonomía donde más cayeron los alumbramientos, un 7,1%, mientras que las defunciones aumentan ligeramente, un 1,7%        

 

ICAL.  Castilla y León presentó durante el año 2017 un saldo vegetativo negativo al producirse una diferencia entre los nacimientos y las defunciones de 13.446 personas, tal y como se desprende de la Estadística sobre Movimiento Natural de la Población, que publicó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), que indica que la Comunidad cuenta con el segundo menor, solo por detrás de Galicia, con un balance también negativo de 13.522 personas. Con estas cifras, la Comunidad incrementa su saldo vegetativo, tendencia que experimenta en los últimos años.

Así, el saldo vegetativo fue negativo en 11 comunidades, de entre las que destacan las regiones de Galicia y Castilla y León. Por el contrario, fue positivo en otras seis y Ceuta y Melilla. Madrid resalta sobre el resto, con 13.433 personas, seguida de Murcia y Andalucía, con 3.617 y 3.337, respectivamente.

Asimismo, durante el año 2017 España registró 391.930 nacimientos, un 4,5 por ciento menos que el anterior, al producirse. Continúa así la evolución decreciente en el número de nacimientos desde 2008. Además, fallecieron 423.643 personas, un 3,2 por ciento más. De esta forma, el crecimiento vegetativo de la población fue de 31.713 personas en negativo.

El número de nacimientos disminuyó en todas las comunidades autónomas. En este sentido, Castilla y León se llevó la peor parte, con un descenso del 7,1 por ciento, al totalizar 15.493, casi la mitad que defunciones. Los mayores descensos respecto a 2016 se dieron también en País Vasco (6,5 por ciento) y Andalucía (6,1 por ciento).

Respecto a las defunciones, aumentaron un 1,8 por ciento en Castilla y León, al pasar de 28.436 a 28.939, cuatro décimas menos que lo que creció la media nacional. Solo Asturias anotó una tasa de variación anual negativa, con un 0,4 por ciento.

Así la tasa bruta de mortalidad fue de 11,9 defunciones por 1.000 habitantes en la Comunidad, la segunda más alta del país, tras, precisamente, la región del Principado, con 12,8 por cada mil. Además, la esperanza de vida fue de 83,1 años en España, mientras que en Castilla y León, junto con Navarra, se alcanzaron los 83,8 años, la segunda más elevada, por detrás de Madrid (84,5 años). A la cola se situaron las ciudades autónomas de Melilla (80,4 años) y Ceuta (79,4 años).

Nupcialidad

Por otro lado, un total de 171.454 parejas contrajo matrimonio en 2017 en España, lo que supuso un 2,2 por ciento menos que en el año anterior. La tasa bruta disminuyó una décima, hasta 3,6 matrimonios por cada mil habitantes. De ellos, 7.581 se celebraron en Castilla y León, frente a 7.550 de 2016, un 0,4 por ciento más.

Para concluir, el Indicador Coyuntural de Fecundidad el pasado año (número medio de hijos por mujer) fue en Castilla y León de 1,14, ligeramente inferior a la media española, donde se situó en 1,31.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Gran política esta de «cuantos menos seamos…a más tocamos»…para que después algunos digan que no se cumplen sus objetivos…

    Y, además, sirve para crear más mesas de observación…con más políticos y más catedráticos profundos…y más…y más…

    Y, esos mismos siguen proponiendo lo mismo…»primar la maternidad en las lejanas provincias»…cuyas mujeres pasan casi todas ellas los 80 años de juventud…expulsando a las jóvenes…al exilio económico…

    Sin tanta mesa de observación, quizás lo que hay que hacer es «copiar y pegar» lo que hizo Raimundo de Borgoña en la Edad Media…pero en lugar de entregar tierras…entregar algo más fácil…»dinero»…el que sobra en los Bancos de la Troika.

Deja un comentario

Botón volver arriba