Los ilustres de la UsalPortada

De alumno de la Usal a fiscal general de California

Xavier Becerra el fiscal general de California, como un ministro de Justicia, estudió en la facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca hace 40 años

 

Ocho siglos contemplan a nuestra Universidad y desde entonces incontables estudiantes han pasado por sus aulas, en la serie ‘Ilustres de la Usal’ queremos rescatar la vida y trayectoria profesional de algunos de estos alumnos o personas con notoriedad mundial que se han acercado hasta Salamanca para formarse o para transmitir su saber

Hace 40 años, un joven estadounidense de origen mexicano -sus padres eran migrantes- se matriculó en la Universidad de Salamanca en la Facultad de Derecho, y posteriormente, se doctoró en la Universidad de Stanford. Ahora, ese estudiante  que deambuló por las calles salmantinas cuando tenía 20 años, es el primer fiscal general de origen latino de California, lo equivalente a ministro de Justicia, y ha sido 24 años congresista demócrata por el distrito del centro de Los Ángeles, donde alternaba el inglés con un español perfecto.  Su carrera política se ha forjado liderando la defensa de los derechos de los inmigrantes.

Xavier Becerra, primero por la derecha, y otros congresistas con Obama.

Xavier Becerra, de 60 años, es un hombre hecho a sí mismo, cuando el gobernador californiano, Jerry Brown, lo nombró fiscal general, Becerra lo primero que dijo fue que se definía como  “hijo de inmigrantes” y que su prioridad política es “luchar por familias trabajadoras como la familia en la que crecí”.

En 2014, Xavier Becerra concedió una entrevista al periódico El País donde se mostraba convencido de que una reforma migratoria integral en un país con 11 millones de indocumentados será inevitable en algún momento: “La reforma migratoria es una ola que viene y nadie la va a parar en este país, y mucho menos los políticos. Los políticos son los últimos que van a salir del agua, boqueando. Eso, los que quieran sobrevivir. Porque es un cambio palpable, evidente. Igual que pasamos de la economía agrícola a la industrial y de ahí a la de Internet. Uno puede querer quedarse en el mundo de ayer, pero no va a sobrevivir igual. La inmigración ya está con nosotros. Mejor hacer a esa ola trabajar a nuestro favor en vez de dejar que nos tumbe”.

Xavier Becerra y Hilary Clinton.

Azote de Trump

Es un gran defensor de que la atención médica debería ser un derecho para todos. Hoy como Fiscal General de California, Becerra lidera los esfuerzos de varios estados para defender las pólizas de seguro de salud asequibles

También ha trabajado para proteger los derechos de salud de las mujeres, demandando a la Administración por intentar limitar el acceso a los anticonceptivos en virtud de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA). Y ha procesado implacablemente las redes de tráfico sexual en todo el estado.

Xavier Becerra.

Considera políticas de Trump xenófobas, discriminatorias, perjudiciales para la salud y el medio ambiente, por ello ha presentado una decena de demandas contra las incitivas de la Administración Trump. Pero, donde se muestra implacable es en lo concerniente al muro que intenta construir Trump en la frontera entre Estados Unidos y México que se extiende por unos 2.000 kilómetros. Según Becerra, la lista de leyes violadas por la Administración del presidente para construir su muro es casi tan larga. “Evaluaremos todas nuestras opciones y estamos preparados para hacer lo que sea necesario para proteger a nuestra gente, nuestros valores y nuestra economía del exceso federal. Un muro medieval a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México simplemente no pertenece al siglo XXI”, declaró Xavier Becerra, al diario El Sol de Salamanca.

Quizá porque se ha hecho a sí mismo, Xavier Becerra escribió en junio de 2016 una columna en el periódico Univisión en defensa de Hilary Clinton como candidata a la presidencia que ganó Trump.

Xavier Becerra y su esposa, Carolina Reyes.
Dime con quién andas y te diré quién eres.

Como hijo de una madre que emigró desde Jalisco, México, y trabajó como asistente administrativa, y de un padre que cursó hasta el sexto grado pero que construyó las carreteras por las que manejamos en California.

Ninguno de mis padres ganó más de 20,000 dólares en un año, tuvieron que trabajar duro para darnos a mis hermanas y a mí oportunidades. De niño viví en una casa pequeña que después mi padre reemplazó con una casa que construyó con sus propias manos. Con su ayuda fui el primero, pero no el único de la familia, en asistir a la universidad.

¿Hoy día podrían padres trabajadores como los míos hacer lo mismo? ¿Podrían comprar la casa de sus sueños, mandar a sus hijos a la universidad y jubilarse con dignidad? Esta elección es algo muy personal.

La mayoría de los padres trabajadores como los míos no la tienen fácil. El costo de las universidades ha incrementado un 33% desde la recesión del 2008. Sin embargo, tener una educación universitaria es más importante que nunca para conseguir un buen trabajo. Esto es algo aún más personal para las mujeres latinas que ganan 55 centavos por cada dólar que gana un hombre blanco.

Tener una casa no es una opción para muchos padres trabajadores, especialmente las familias inmigrantes. Además, sin la reforma migratoria, sus hijos tienen miedo constante de que sus padres jamás regresen a casa.

En cuanto a su vida personal, Xavier Becerra  está casado con la médico Carolina Reyes y tiene tres hijas: Clarisa, Olivia y Natalia.

 

 

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba