Local

La Usal participa en el descubrimiento de la mayor mina de oro romana

En la provincia de León

Uno de los mayores complejos mineros de oro en época romana se sitúa en el noroeste de la península ibérica. Un equipo multidisciplinar de geólogos de cuatro universidades, las de Cantabria, Salamanca, Castilla la Mancha y la complutense de Madrid, ha rescatado del pasado los principales elementos que lo componen gracias al uso de drones.

 

La Sierra del Teleno, una sucesión de crestas rocosas que forman parte del macizo galaico-leonés, esconde el trabajo minero más intenso del Imperio Romano. Es la conclusión de un estudio realizado por drones en el que han participado las universidades españolas de Cantabria, Salamanca, Castilla-La Mancha y Complutense de Madrid.

Para abordar el trabajo de investigación, que publica la revista ‘Minerals-MDPI’ y que revela el mayor complejo de minas de oro de época romana de toda Europa, los científicos han recurrido a una nueva metodología que combina información procedente del escaneado láser de la superficie terrestre e imágenes rectificadas para obtener elementos de control en el terreno y así realizar la posterior documentación con drones, según recoge el diario ABC.es.

40.000 campos de fútbol

Este método permite la elaboración de modelos de alta precisión. Aproximadamente, unas 30.000 hectáreas (el equivalente a más de 40.000 campos de fútbol) han sido cartografiadas, en lo que supone el mayor intento hasta la fecha de sacar a la luz los restos mineros, algo más del 70 por ciento de los vestigios localizados, con una precisión única.

«Los drones son herrama Efe el investigador principal Javier Fernández Lozano, del Departamento de Ciencias de la Tierra y Física de la Materia Condensada (CITIMAC) de la Universidad de Cantabria.

Gracias a ellos, los científicos han podido alcanzar zonas inaccesibles a más de 2.000 metros de altura, donde se han realizado los vuelos para poder obtener una serie de imágenes en alta resolución y modelos tridimensionales capaces de reproducir lo que se observa sobre el terreno en un televisor, una tablet o incluso el teléfono móvil, según indica Fernández Lozano.

Estos modelos servirán para aportar más información sobre los elementos mineros del complejo hidráulico romano, como canales y estanques para el acopio del agua, que sirvieron para su suministro hacia las principales minas. En este sentido, los drones permiten analizar las pendientes de los canales, algo que hasta ahora no se había podido realizar de forma precisa debido a la ausencia de un modelo fiel de la representación de la superficie terrestre.

Más allá del valor científico que se desprende de los modelos (en total siete), en el que se documentan los ejemplos mejor conservados de las distintas obras mineras, canales, estanques y murias que se extienden por el complejo minero de la sierra del Teleno, en León, los investigadores proporcionan una herramienta de alto valor educativo y de divulgación, así como con importantes implicaciones en preservación del patrimonio minero, en peligro de desaparición debido al paso del tiempo e interferencia con las actividades humanas en la zona.

Con esta metodología, basada en la técnica de fotogrametría sobre las imágenes tomadas con los drones, los geólogos tratan de proporcionar a la administración nuevos medios para poner en valor los restos de minería aurífera en toda la provincia de León. Los modelos proporcionan réplicas exactas a escala de los distintos elementos y pueden ser de gran utilidad en centros de interpretación para mostrar al público cómo se desarrollaron hace 2.000 años las labores mineras en todo el noroeste.



Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba