Cosas de la vida

Los eurofans, en pie de guerra

Asistir en directo al festival es casi una tarea imposible

 

Sólo hay 7.500 asientos y las entradas cuestan entre 121 y 480€, por lo que ver a Miki, el representante español en Eurovisión, en Tel Aviv, va a ser casi una tarea imposible, por lo que los eurofans se han puesto en pie de guerra.
Las entradas, pese a ser mucho más caras que en ediciones anteriores, aún no se han puesto a la venta y la organización ha comunicado cuándo se pondrán.

El incremento en el precio se debe a que el aforo es muy limitado. Hemos pasado de 22.000 en Lisboa a 7.500 en Tel Aviv. Y por otro lado, según el diario Haaretz, el Gobierno israelí se ha negado a apoyar económicamente el evento.

Israel acoge por tercera vez el festival de Eurovisión. Parece que está abonado al 9, porque fue la sede en 1979 y en 1999.

El que sí acude al festival es Miki, el concursante de OT que ganó el pase para defender La Venda, canción elegida por el público y jurado para representarnos en el festival europeo.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba