LocalPortada

Recurren el archivo de la denuncia sobre las irregularidades en las primarias que ganó Mañueco

  • “El juez no ha investigado elementos que pueden ser constitutivos de delito. ¿Qué investigación es esta?”, dice Equo
  • Un militante del PP de Salamanca quiso declarar para decir lo que vio en las votaciones, pero el juez no quiso escucharlo y solo recibió a tres cargos del partido
  • Otro afiliado del PP de Valladolid ha denunciado en el mismo juzgado salmantino que hubo pagos de cuotas por 60.000 euros “fuera de control”

 

El partido ecologista Equo Salamanca ha presentado un recurso de reforma contra el auto del Juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca en el que se archivaba la denuncia anónima sobre las presuntas ilegalidades cometidas por Alfonso Fernández Mañueco, Fernando Rodríguez y Carlos García Carbayo, en el proceso de elecciones primarias para candidato del PP a presidente de la Junta de Castilla y León.

 

Ángel Gamazo, representante de Equo, considera que la instrucción realizada por el juez fueron insuficientes para aclarar el asunto, pecó de “una ingenuidad que mueve a la ternura” al creerse los documentos y declaraciones de la parte acusada, y han quedado cosas sin aclarar que pueden aportar luz al caso.

Una de ellas es por qué no ha dejado declarar al militante del PP salmantino que votó en esas primarias y vio cómo votaban los que estaban cuando él fue a depositar su voto, y otra no menos novedosa es qué ha pasado con la denuncia presentada por otro militante de Valladolid en el mismo juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca, en la que alertaba de que se habían producido pagos por 60.000 euros “fuera de control” para poner al día las cuotas de algunos afiliados.

Equo presentó el recurso para pedir las diligencias que practicó el juez antes de archivar la denuncia y que se había negado a proporcionar, a pesar de que la formación ecologista era acción popular en el caso.

Solo la presentación, este miércoles, del recurso indicando que recurrirían al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) “por entender que el juez decano de Salamanca conculcaba nuestros derechos” hizo reaccionar al juez que este mismo jueves a primera hora les hizo llegar parte de las diligencias. Pero Equo quiere saber qué les ha enviado y algo más.

“Todo es un poco extraño”

Si prospera su recurso el juez reabriría el caso, pero si mantiene su decisión de archivar la denuncia, estudiaría la posibilidad apelaría ante la Audiencia Provincial para tratar de que se sigan investigando los aspectos que, según Equo, el juez ha pasado por alto debido a su “ingenuidad que mueve a la ternura”, expresión que utilizó Gamazo que no quería usar términos jurídicos.

“Tenemos dudas sobre las diligencias. Todo es un poco extraño”, dijo sobre el papel del juez, que al admitir la denuncia no vio impedimentos por que fuera anónima, y en el auto para archivarla la echó por tierra precisamente por eso y por la “mala fe” del denunciante.

A falta de un estudio más pormenorizado de las diligencias que el juez les hizo llegar este jueves, “en principio son parciales y hay algunas cuestiones poco claras”.

Policía Local

Gamazo resaltó el hecho de que el juez pidiera a la Policía Local que comunicara a los tres cargos del PP citados en la denuncia (dos ediles de Salamanca –Enrique Sánchez Guijo y Cristina Klimowitz- y una diputada provincial –Chabela de la Torre-), citados como testigos de lo que pasaba y el malestar de algunos cargos por tener que pagar el llamado “impuesto revolucionario” para la campaña de Mañueco, que tenían que ir a declarar al juzgado. Esa diligencia se suele hacer a través de la Policía Judicial (no la Local, que además está a las órdenes de los investigados) y sin tiempo para que los llamados puedan intoxicar la prueba, preparando una declaración más conveniente para ellos que para esclarecer los hechos. En este caso se les dieron varios días de tiempo, según señaló Gamazo.

“Y no se hizo ninguna diligencia más, salvo pedir al PP salmantino el censo de afiliados con derecho a voto en aquel momento (2017) y decir en su auto que se lo devolvía porque era confidencial” y había muchos datos personales. “Nosotros hemos pedido ese listado para ver si es cierto y correcto, porque el juez no lo investigó y se lo devolvió. Esto es extraño”, dijo Gamazo.

También le chirría que “el fiscal no haya hecho nada. ¿Un fiscal toma en un día la decisión de archivar una denuncia? Eso es muy raro”, prosiguió.

Una segunda denuncia

En este momento de su relato desveló que el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca tiene otra denuncia presentada por un militante del PP de Valladolid “en la que dice que en las primarias hubo 60.000 euros que se pagaron fuera de control. Pedimos que se nos dé esa cuestión”, señaló Gamazo.

También reclamará que se investiguen las cuentas de los militantes a los que se solicitó dinero (cargos electos y asesores), no solo a los tres que llamaron a declarar, y si el dinero de esas “donaciones libres y voluntarias” de 500 o 300 euros por cabeza, como las calificaron los tres declarantes, cubrieron todas las cuotas sin pagar  de los afiliados para ponerse al día poder votar en las primarias. “No se ha investigado con qué dinero se pagó el resto de las cuotas. El juez dice no saberlo y el fiscal no dice nada al respecto. Hay un montón de dudas sin aclarar”, explica Gamazo.

El juez constata que se produjeron esos pagos de 500 o 300 euros sin recibir un recibo como comprobante tras los desembolsos y que se falsificaron firmas de los afiliados a los que se pagaban las cuotas para ponerlos al día. Pero considera que esos desembolsos eran “pagar deudas a terceros” y que la falsificación de las firmas no le parecía relevante “porque no le hace daño a nadie”.

Gamazo dice que “eso es una falsificación de firmas y que si le pagas un recibo de la luz a alguien te lo puede agradecer, pero un militante que se afilia a un partido lo hace por convicción y paga y si no, no paga. ¿Cómo no va a ser relevante?”, se preguntó. “A los que pagaron 500 o 300 euros les darían un recibo si no había nada que ocultar”, apostilló.

No se ha investigado

“El juez no ha investigado elementos que pueden ser constitutivos de delito. ¿Qué investigación es esta?”, volvió a cuestionarse.

Asegura que el juez en su auto da a entender que Mañueco y sus adláteres “lo hicieron de forma altruista para que los afiliados votaran a cualquier candidato. Esto es de una ingenuidad que lleva a la ternura. ¿Cree el juez que Mañueco monta este tinglado para que los militantes del PP voten libremente a su rival en las primarias?”, volvió a preguntar.

Frente a esta “ingenuidad que lleva a la ternura”, el juez en su auto fue “contundente con el denunciante al que acusa de hacerlo por mala fe”.

Gamazo afirma que el juez “ha constatado que lo de se dice en la denuncia es verdad: que se pagaron cuotas de los afiliados con dinero de cargos del PP. Es muy tierno que el juez se crea que pagaron 300 o 500 euros para que los afiliados votaran libremente. ¿Ha investigado el juez cuánto dinero era necesario para pagar las cuotas? Es muy sencillo ver cuántos ingresaron el dinero para ponerse al día. Hablamos de que se han ingresado entre 300.000 y 400.00 euros. ¿Sacaron esa cantidad de lo que pagaron los cargos? Que se demuestre y si no ¿por qué no investiga el juez de dónde salió el dinero?”, comentó el miembro de Equo.

A su juicio “ha quedado aclarado que Mañueco alteró el censo pagando cuotas para que le votaran a él. Es evidente” y que en vez de investigar todos estos flecos y preguntas que han quedado sin respuesta, “se archivó precipitadamente la denuncia para provecho de Mañueco, aunque el juez comprobó que era verdad lo que se denunciaba”, dijo Gamazo.

Otro militante quiere declarar y no le dejan

Además, se preguntó “por qué el juez no quiere que vaya a declarar un militante del PP de Salamanca que pedimos que acudiera en periodo de diligencias, para decir cómo votó y cómo lo hicieron los que allí estaban. El juez no lo admitió y hemos vuelto a pedir que lo haga y le escuche”.

Por último, mostró su confianza en la justicia “como garantía fundamental del estado de derecho, pero hay que pedir a las instancias judiciales que colaboren para que mantengamos esa confianza, porque delo contrario se quiebra. El prestigio y la credibilidad se los tienen que ganar actuando conforme a la ley e investigando denuncias con un trasfondo innegablemente cierto”, concluyó Gamazo.

En este caso concreto considera que “hay una conexión política clarísima, porque esto es dilatar los plazos para investir a Mañueco. ¿Qué pasa si luego se demuestra que se señor lo hizo?”, se preguntó.



Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba