PortadaProvincia

La Junta inspecciona el campamento de Salamanca del que expulsaron a una niña con discapacidad

Lo organizó una empresa madrileña

La Junta de Castilla y León llevó a cabo este martes una inspección en el campamento de inglés de Aldeaduero, ubicado en Saucelle, para “verificar el cumplimiento de los requisitos para la celebración del campamento” del que se marchó una niña con discapacidad este pasado fin de semana, por decisión de los padres, ante un supuesto caso de discriminación por parte de las demás niñas y sus padres y tolerados por la empresa, aunque la sociedad lo niega.

 

Según informaron fuentes de la Junta de Castilla y León a Ical, la presencia de un inspector del Gobierno regional en el campamento se debe a una “actuación de oficio” que no tiene encomendado “evaluar ese supuesto comportamiento con la niña” por parte de sus compañeras de campamento o de la empresa, puesto que eso sería competencia “de los tribunales, en el caso de que hubiera una denuncia”, sino verificar que el campamento “cumple la ley regional para este tipo de instalaciones”. Lo cierto es que ya se ha presentado al menos una denuncia en los juzgados de Madrid.

Los requisitos, no obstante, también incluyen la necesidad de contar con “un monitor especializado para el cuidado de personas con necesidades especiales”, por lo que el inspector comprobará si la empresa cuenta con un monitor para “cada tres niños” con este tipo de necesidades o con al menos uno si el número de menores con discapacidad es menor de tres.

En cualquier caso, y como reiteran desde el Gobierno regional, no entrarán a dirimir el comportamiento de la empresa encargada del campamento con la niña, sino que valorarán si dicha empresa “cumple la legislación de Castilla y León en materia de tiempo libre” y, en caso de no hacerlo, “se abrirá un expediente a partir del que se dirimirá si se está cometiendo una infracción leve, grave o muy grave, así como las sanciones”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba