Opinión

Rumores

 

Rumores, esos asesinos cobardes, que te apuñalan por la espalda, porque de frente no tienen agallas para hacerlo. Llegan a tu vida, cuando menos lo esperas, van de boca en boca, sin asegurarse de que lo que se está diciendo es real. Van pasando de unos a otros, que lo aumentan y lo distorsionan como si fuera un “ juego de niños “, falseando una información, que en la mayoría de las veces fue sacada del alma retorcida de alguien que no tiene mucho que perder, porque sinceramente, en su vida ya lo tiene todo perdido.

Rumores que alimentan el ego, de quienes no tiene con que alimentarlo y que ven en su minuto de gloria, como alguien les presta atención y les mira a la cara, cuando ya poca gente lo puede hacer.

Minutos de gloria, que para su deleite, alguien tan iluso como el que los lanza… los cree y empieza el circo, mucha gente se apunta a esa función… ¡Es gratis! Mientras, la Noria gira unos tras otros, suben y bajan del Tiovivo. En una esquina de la feria, alguien espera, que pasen los días y que el rumor atronador, al igual que la feria marche, hacia otro destino, sabiendo que un día volverá a bajar los ojos, mientras compra el pan y espera que nunca vuelva a salir aquel rumor, que inventaron sin fundamento alguno, aquellos con los que un día compartió su tiempo y que todo el mundo creyó, sin pensar, que pudiera no ser cierto.

Rumores que manchan pero que te acompañan, mientras la vida sigue y suena en tu mente, esa canción de Antonio Orozco… Dicen, que dicen, que digan…que digan lo que quieran… que no me importa nada.

PD: Lo que dicen de ti ….dice mucho de ellos .No lo olvides ¡!



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba