Opinión

Salamanca, 18 de Julio de 1936

 

Aquel 18 de Julio,  los militares que habían jurado fidelidad a la República, unieron sus fuerzas con los conservadores, con la Iglesia Católica y con la Falange Española y las JONS para dar un golpe de estado.

Si en Alemania fueron los Nazis y en Italia los fascistas, aquí en España fue el “Nacional-Catolicismo” quien sembró el terror durante una Guerra Incivil, 40 años y aún en nuestros días algunos más son los que alientan aquella barbarie.

Llegaron a la Plaza Mayor y dieron “cuatro tiros” matando a los primeros que salieron en defensa de la República en la que creían.

Inmediatamente fueron arrestados los máximos exponentes políticos de la ciudad y que habían ganado las elecciones limpiamente, nos referimos especialmente a Casto Prieto Carrasco-liberal- y a José Andrés Manso-socialista.

Estos destacados políticos de Salamanca no habían matado a nadie, no habían quemado iglesias, no habían ido contra los bienes de nadie,  pero fueron el centro del odio ideológico. Su muerte significó meter a todos los salmantinos el miedo, un miedo que aún hoy continúa y por eso algunos prefieren el olvido.

Inicialmente fueron secuestrados y encerrados contra su voluntad y más tarde les dieron el “paseíllo”, quizás personas muy próximas a nosotros, escondiendo sus vergüenzas más de cincuenta años. ¿Serían católicos practicantes?

El 29 de Julio de 1936 a las 12.30 horas, sus cadáveres fueron descubiertos por un agricultor de la Orbada en el kilómetro 89 de la carretera de la SA-VA.

Ahora que los más “listos” han ido borrando la historia eliminando sus símbolos y encerrándolos en oscuros archivos, ahora es el momento de recordar una historia que nunca más debería repetirse ya que la historia nunca se repite pero nuestros errores una y otra vez.

medallon franco
El medallón de Franco.

Cuando este 18 de Julio entre en la Plaza Mayor volveré a recordar el medallón del General Franco-gallego de nacimiento-, Caudillo de España por la Gracias de Dios, nombrado aquí en nuestra provincia salmantina, habiendo sido huésped invitado del Obispo –catalán- Pla y Deniel, …un medallón que servía para explicar parte de la Historia más cercana de Salamanca y aún me atrevería a decir más, de la reciente Historia de España, un medallón que ahora encerrado en algún archivo no servirá para contar esta violenta parte de nuestro pasado más reciente. El secuestro y la quema de libros, la eliminación de la historia en nuestras calles, siempre será practicada por los intolerantes y así nuestras generaciones futuras no sabrán que forman parte de una Historia.



Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Para conocer la Historia, lo mejor sin duda, y en primer lugar es hablar con personas que la vivieron y en segundo lugar leer muchos libros de diversos autores y de diversas ideologías ya que la suma de todos ellos le pudiera servir para formar su propio relato.
    Ya saben lo que se ha pintado en las paredes de Rágama, una persona que no conoce su historia es como una hoja que no sabe que pertenece a un árbol.

  2. José Luis de Salamanca, estoy contigo, hay que dejar hablar a toda la persona sensata de aquella epoca que quiera hablar con dignidad, sea de la ideología que sea, y en el conjunto de todo ello, hacernos la idea de lo que pudo pasar y nunca debió pasar entre españoles: No obstante, a mí como niño de la posguerra, con 76 años, todo aquello me huele mal, si hay un gobierno democrata, y no lo está haciendo bien, se le discute en el Congreso democraticamente y se trata de cambiar , pero lo de levantarse en armas entre todos y contra todos y en el mismo pueblo, no me cabe en la cabeza; Claro que yo quizás no tenga o haya tenido egoismos ni de riqueza ni de mandos, ni de glorias, la mejor España es la más plural que haya, la que solamente tengamos en cuenta a las personas y no a sus diabluras, sus logros insensatos, sus egoismos económicos y de titulos, etc.. Que no vuelva a suceder algo igual, eso es lo que todos debemos tratar de salvaguardar. KIKOCHA

Deja un comentario

Botón volver arriba