Castilla y León

Concepción reivindica un “plano de igualdad” del poder judicial con el ejecutivo y legislativo, la “vieja asignatura pendiente” de la justicia

El Palacio de Justicia de Burgos, sede del TSJCyL, acoge la apertura del año judicial en Castilla y León

 

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), José Luis Concepción, reivindicó este lunes un «plano de igualdad» del poder judicial con los otros dos poderes: el ejecutivo y el legislativo, algo que consideró la «vieja asignatura pendiente» de la justicia. Lo hizo durante su intervención en el acto de apertura del año judicial en Castilla y León, que presidió en el Palacio de Justicia de Burgos, sede del Alto Tribunal de la región.

 

M.L.Martínez/ ICAL. En este sentido, manifestó: «Ojalá esta realidad –en alusión al «ejemplo de transparencia» que ha supuesto el juicio del procés– sirva para que quienes tienen la responsabilidad ejecutiva y legislativa en nuestro Estado acaben, de una vez por todas, por colocar al Judicial en un plano de igualdad en relación con los otros dos Poderes, tanto desde un punto de vista formal como desde la perspectiva de los medios, y se alcance ese necesario consenso entre todas las fuerzas políticas para aprobar definitivamente esa vieja asignatura pendiente de nuestra joven democracia que es la Justicia».

Asimismo, Concepción se refirió a que España se configura como un Estado «políticamente disgregado» pero «judicialmente integrado». «Con las óptimas consecuencias que ello tiene y que ha podido evidenciarse en los últimos tiempos cuando la unidad de España ha sido puesta en peligro y cuando la desobediencia a la Constitución ha tenido que ser combatida con todas las armas que procura el Estado de Derecho», agregó.

Por ello, consideró que «los ciudadanos estarán de acuerdo con la fortuna de ese diseño» y, dijo, «habrán sabido percibir recientemente el trabajo de los jueces españoles y el ejemplo de transparencia que ofrecen en su diaria labor». Así, aseveró que «hoy, por fin, después del ejemplo que se ha dado al mundo entero, se puede decir que las críticas de opacidad y de lejanía que tradicionalmente se nos han dirigido pertenecen al pasado» y que la justicia española está «por derecho propio a la cabeza de la de los Estados constitucionales modernos», enfatizó.

Además, señaló que «el juicio del procés es solo la punta del iceberg» y resaltó que «los casi 6.000 jueces y magistrados que integran el poder judicial español trabajan con ahínco y ejercen su función jurisdiccional con profesionalidad y con eficacia desde su irrenunciable independencia». En esta línea, destacó que en Castilla y León, los 330 jueces destinados en los órganos castellanos y leoneses «dan cada día un ejemplo de abnegación y de servicio pese a las condiciones desfavorables en las que la mayor parte desarrolla su trabajo».

«Las casi 200.000 resoluciones dictadas por ellos a lo largo del pasado año -8.000 más que el anterior-, han estado dirigidas a solucionar los problemas padecidos por los ciudadanos de nuestra tierra y han supuesto, a buen seguro, el necesario bálsamo que la sociedad tiene frente a la arbitrariedad y el exceso vengan estos de donde vengan», recordó.

También aprovechó sus palabras para saludar al presidente de la Junta -antes consejero de Justicia y de Presidencia– a quien le trasladó: «Sé que conoces las vicisitudes por las que atraviesa la justicia en nuestra tierra y que, desde el respeto institucional que siempre mostraste, pero también desde la colaboración, darás pronto auxilio a las demandas que te hagamos llegar».

Condecoración

La sede del TSJCyL acogió este lunes la apertura del año judicial de Castilla y León, en un acto presidido por el presidente del Alto Tribunal de la región, y en el que participó también la fiscal superior de la Comunidad, Lourdes Rodríguez. Durante el acto, y en atención a los méritos alcanzados, cuatro mujeres recibieron por parte del Ministerio de Justicia la condecoración de la Orden de San Raimundo de Peñafort.

Éstas fueron la Cruz Distinguida de 2ª Clase para María Pilar Rodríguez, secretaria de Gobierno del TSJCyL; y la Medalla del Plata del Mérito a la Justicia para Benita González y Luisa Ángeles García, ambas pertenecientes al cuerpo de Gestión Procesal con último destino en la Audiencia Provincial de Burgos, así como para María Encarnación Martínez Rodrigo, del cuerpo de Gestión Procesal del TSJCyL.

Asimismo, se contó con la asistencia de los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gerardo Martínez Tristán y José María Macías; del magistrado del Tribunal Supremo, Antonio Jesús Fonseca-Herrero; así como de magistrados miembros del Pleno de la Sala de Gobierno del TSJCyL, jueces, fiscales, letrados de la Administración de Justicia, funcionarios, abogados, procuradores y graduados sociales.

Acudieron además, entre otros, el secretario general de la Administración de Justicia, Antonio Viejo; la directora general de Relaciones con la Administración de Justicia, Esmeralda Rasillo; la delegada del Gobierno, Mercedes Martín; el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente de las Cortes, Luis Fuentes; el presidente de la Diputación Provincial, César Rico; el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa; así como representantes del Ejército, de la Guardia Civil, de la Policía Nacional, de la universidad y de otras instituciones de Castilla y León.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba