Local

Han quitado el Juanita

El clásico de la noche salmantina cambia de nombre y filosofía

 

Hace unos treinta años, quizá más, se abrió el Juanita en la plaza de San Boal.

El Juanita ha cerrado sus puertas, ahora es otro bar, con más amplitud y entrada también por la calle Rector Lucena.

Con el Juanita se cierra una época en Salamanca. Se cierra uno de los último barres que abrieron aquellos empresarios jóvenes que modernizaron la noche salmantina, llenándola de locales con temáticas y decoración tan admirable, que venían los de Madrid a copiarlos.

El Juanita fue uno de los últimos establecimientos que decoró Ángel Bajo. Me dijo cuando lo abrió que si las cosas le iban mal, hace mucho que no sé nada de él, en el Juanita podría trabajar, porque era un local pequeño y que se podía atender con una o dos personas.No lo vi nunca detrás de la barra.

El Juanita se suma a bares como la Posada de las Almas, el Tiovivo, el Tintín, el Capitán Haddock,… pero si tengo que elegir uno de los que decoró Ángel Bajo, que se alejan de los terciopelos, oropeles y espejos, es sin duda El Callejón, también de su factoría que recordaba a una callejuela de un pueblo de la sierra con sus bragas tendidas en las balconadas.

Con el Juanita no solo se cierra un bar, que no es el caso, porque abre El Tapeo de la Tarde, se cierra una época en la que Salamanca estaba a la vanguardia de la decoración de los bares de copas. Exportaba su sello a otras provincias y venían desde todas partes de nuestro país a disfrutar de la noche salmantina.

Salamanca tenía el arte de sus monumentos en plena calle y dentro de sus bares.

juanita tapeo
El local por la parte que da a Rector Lucena.

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba