Castilla y León

Educación no reducirá el número de titulaciones universitarias

La oferta actual se prolongará durante los próximos tres cursos

El nuevo mapa de titulaciones, que se prolongará durante los próximos tres cursos, “pivotará” sobre la internacionalización de las universidades de Castilla y León (cuatro públicas y cinco privadas), con una apuesta “decidida” por los campus europeos y el “acercamiento” al Espacio Iberoamericano, pero sin la previsión de reducir el número de grados y másteres existentes. La consejera de Educación, Rocío Lucas, aseguró que el sistema universitario autonómico tiene una oferta “importante”, con 278 grados y 262 másteres, que cubre “prácticamente” todos los campos de conocimiento, por lo que “más que un incremento se necesita una mejora de calidad de lo existente”.

 

Antes de mantener una reunión en Valladolid con los rectores y vicerrectores de las nueve universidades de la Comunidad para sentar las bases del nuevo mapa de titulaciones, Lucas recordó, que tal y como se planteó en la pasada legislatura, no se puede hacer un crecimiento “incontrolado” de la oferta, sin tener en cuenta que eso requiere contar con recursos económicos, profesorado de calidad e infraestructuras. En todo caso, reiteró la apuesta de la Junta con las universidades con el compromiso de aumentar un 10 por ciento la financiación de las instituciones públicas a lo largo de la legislatura.

También defendió el refuerzo de las áreas de conocimiento en la que Castilla y León es “más potente” así como el acercamiento a la realidad del entorno, tanto al tejido productivo y empresarial como al mundo rural. Por otro lado, la consejera mencionó la modernización del modelo docente, que pasa por un “impulso” de la transformación digital y la formación ‘on line’ y no presencial.

Rocío Lucas valoró, según recogió la Agencia Ical, la experiencia del primer mapa de titulaciones consensuado con la Junta, que ha supuesto una base importante para abordar ahora el siguiente sistema y poner “un poco de racionalización”, además de fijar criterios de eficiencia y competitividad en un mercado laboral cada vez más cambiante. Eso supondrá, expresó, que en algunas universidades habrá un aumento de grados y en otras, una mejora de másteres y doctorados. “Hay que hacer un refuerzo de estrategias que sea de carácter regional”, precisó la consejera.

Planificación a tres años

Además, expuso que la experiencia ha demostrado que determinar previamente los títulos que se van a implantar en los próximos tres cursos académicos permite la planificación estratégica de las universidades y refuerza la calidad de los estudios. Pero también para que esa oferta universitaria se adapte a las necesidades de los sectores productivos de Castilla y León.

Abogó por que las universidades fijen las reglas de juego, en coordinación con la Consejería, para que posteriormente cada institución elabore su plan estratégico para los próximos tres años. Ahora, es el momento de analizar la demanda real de estudios y su distribución geográfica, los medios personales y materiales necesarios para garantizar la calidad de las enseñanzas que se quieran implantar y las posibilidades de inserción en el entorno.

La consejera defendió acometer las mejoras necesarias para potenciar la calidad de la oferta, vincular la formación al mercado laboral y la apuesta “muy importante” por la internacionalización pero sin olvidar que el nuevo mapa de titulaciones tendrá que centrarse en la internacionalización, con la búsqueda de los campus europeos y sudamericanos. También abogó por que los campus de las universidades sean un “elemento dinamizador y tractor” de la economía de Castilla y León, sin olvidar la apuesta por la docencia, la carrera investigadora y la transferencia de conocimiento.

El rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Antonio Largo, coincidió con la consejera de Educación de que el sistema universitario de Castilla y León es “razonablemente bueno”, aunque debe continuar en esa línea para mejorar y buscar la excelencia. De ahí que valorara el modelo de la Junta a la hora de diseñar el nuevo mapa de titulaciones que, en su opinión, debe perseguir el objetivo de responder a las necesidades de la Comunidad y las demandas de los jóvenes, para que encuentren en la Comunidad los grados y los másteres deseados y que no se tengan que ir a otros lugares.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba