DeportesLocal

El Salamanca dice que no se ha lucrado con la Supercopa femenina

El Ayuntamiento pagó 43.000 € para hacer mejoras y dos empresas los 20.000 € de los banquillos

El Salamanca CF UDS afirmó este martes que no se lucró con la celebración de la Supercopa de España de fútbol femenino, y que solo se ha beneficiado de las mejoras realizadas por el Ayuntamiento a requerimiento de la Federación Española de Fútbol, y el cambio de los banquillos financiado por dos empresas charras.

 

En concreto, asegura que ha cedido de forma gratuita sus instalaciones para la celebración del torneo. El club recibirá del Ayuntamiento de Salamanca 43.000 euros (IVA incluido), «debidamente justificados con presupuestos de las empresas que han llevado a cabo las mejoras requeridas por la Real Federación Española de Fútbol, por lo que el Salamanca UDS no se lucra con este evento. El club solo ha tenido la explotación de los bares (como propietario de la misma) y el orgullo de que Salamanca y la marca Estadio Helmántico hayan estado en lo más alto a nivel nacional e internacional».

Las mejoras realizadas corresponden al cuidado de césped, gastos de personal, pintura de la valla perimetral, limpieza, adecentamiento de palcos y oficinas, entre otras, además de material.

Agrega que también tiene que agradecer a Parques Moreta y a Grupo Silvestre su esfuerzo para poder cambiar los banquillos del Helmántico, «que lucen su nueva imagen desde hace unos días y cuyo cambio ha sido posible única y exclusivamente al esfuerzo y colaboración de ambas empresas». Esta mejora ha costado 20.000 euros.

Los nuevos banquillos del Helmántico.

El club agradece su colaboración a cuantos han contribuido a que todo saliera bien, personas e instituciones que de una u otra manera han participado en la organización y desarrollo del evento que ha contado en total con cerca de 18.000 espectadores en las gradas del Helmántico en los tres partidos disputados en el coliseo charro.

 

 

 

 


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. De la recaudación real de la taquilla, excluyendo los centenares de entradas regaladas, en teoría iba para el Consistorio ¿Cuándo conoceremos el importe total y si ha sido ingresado en las arcas municipales? ¿Quién hizo la selección y pago del personal (varias decenas de jóvenes uniformados con chaleco amarillo) en los accesos y campo? ¿Quién corrió con el coste del gran despliegue de una empresa de seguridad privada? ¿Por qué no se abrieron los aparcamientos interiores? Al final ha resultado que el Ayto de Salamanca ha hecho mucho más que «detectar necesidades», como aseguró el día anterior el concejal Llanos. Sea como sea, intuyo que ponen pasta los de siempre, el contribuyente y el bueno de Silvestre.

Deja un comentario

Botón volver arriba