Opinión

Desde mi balcón

 

Abro los ojos y por un momento, escapo de la realidad y confío en que todo lo que viene a mi mente de golpe, sea un mal sueño. Mientras subo la persiana, veo un arcoíris de colores, con una frase, escrita con letra infantil, que me recuerda de manera colorida que hay que quedarse en casa.

 

El baile de cifras, de datos, de información se agolpan en mi cabeza y en mi teléfono, mientras las lágrimas caen y España se tambalea.

Esos colectivos vulnerables, de los que tanto se habla, están más solos que nunca. Y me rompe el alma querer dar ese abrazo y no poder. Ellos que lo dieron todo por los suyos y nos cuidaron en una época en la que salir adelante no era fácil, hoy no pueden recibir nuestros abrazos porque están aislados en medio de un caos sanitario y social, que trabaja a destajo, en la mayoría de las ocasiones, sin medios, ni protección. Como trabajan distintos colectivos, que no saben si volverán hoy a casa, para no exponer a los suyos a un virus que recorre el mundo de manera letal

Mientras las cifras bailan por segundos, veo también la solidaridad de toda esa gente dispuesta a plantar batalla y aportar por sus propios medios todo lo que escasea en hospitales y centros. También veo la humanidad de quienes procuran dar consuelo a aquellos a los que este maldito virus les está golpeando y la impotencia de quienes no pueden hacer más, mientras esa curva sigue ascendiendo y golpea duramente día tras día. Y me emociona ver que todavía hay gente buena, que toma iniciativas dispuestos a ayudar, a no dejar caer a los demás e incluso a sacar sonrisas a los mas pequeños.

Y viene a mí, la pregunta más puñetera que conozco ¿POR QUÉ? Y le aseguro que en estos momentos mi boca me perdería, pero mi educación me puede. Porque la respuesta es más que evidente, teniendo en cuenta los ejemplos que ya teníamos de Italia y China.

Esta No es la España que quiero, llena de dolor, miedo e incertidumbre, pero en estos momentos es la que tenemos. Sumergidos de lleno en una crisis sanitaria a la que sucederá otra crisis económica  en una Europa devastada por el Covid 19. Mientras cada tarde resistimos desde los  balcones como podemos, homenajeando a aquellos que nos aportan una esperanza y deseando que aquellos que luchan por seguir viviendo les llegue esa fuerza y esa ayuda médica y material que tanta falta hace para poder salir de esta situación, que nos está haciendo replantear lo que es verdaderamente importante .

#fuerzacruz   #fuerzacompañeros/as   #elqueresiste,gana(cela)

#quedateencasa  #MUCHAFUERZA

Asociación de Bullying y Ciberbullying de Salamanca


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba