Castilla y León

El Hospital Río Hortega de Valladolid centraliza la compra de material que se reparte a las provincias

Con criterios de "equidad", según la Junta

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, explicó este jueves que es el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid el que centraliza la compra de material que se está llevando a cabo por parte de la Comunidad para hacer frente a la incidencia del Covid-19, aunque aclaró que desde allí se hace llegar al resto de provincias, a través de las gerencias provinciales, siempre siguiendo unos criterios de “equidad”.

 

Igea, que compareció en rueda de prensa después del Consejo de Gobierno acompañado por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, aclaró que una vez recibido el material se centraliza en el hospital vallisoletano para hacer un inventario antes de proceder a la entrega, y lamentó que la “centralidad” sea motivo en ocasiones de bulos.

En este sentido, Igea fue tajante y aseguró que a la hora de hacer frente a la enfermedad y atender las necesidades de los sanitarios y de los ciudadanos existe “un área única” que es Castilla y León, y partir de ahí todas las ciudades y sus ciudadanos “son iguales”.

El vicepresidente de la Junta felicitó a la Consejería de Sanidad por la planificación que ha hecho y que ha impedido que haya personas tumbadas en el suelo de los hospitales, sino que los pacientes se encuentran en sus camas.

Por eso puso de relieve que desde la Junta se está trabajando con anticipación a la hora de disponer de infraestructuras para estar preparados en el caso de que siga subiendo el número de casos y así sea necesario y para cuando “llegue la ola”, aunque aclaró que, si luego no fueran necesario utilizar las instalaciones habilitadas (hospitales de campaña y otras infraestructuras hospitalarias y no hospitalarias) sera “mejor”.

En relación a los PDR para la detección del Covid-19, desde la Junta se expresó la confianza de que “en el próximo vuelo, en tres o cuatro días” lleguen más test procedentes de China, pero se aclaró que no son test rápidos, de los que se está poniendo en duda su efectividad. “Sabemos lo que se está publicando”, explicó la consejera de Sanidad, quien lamentó que parece que no son “tan magníficos como pensábamos en un principio”.

Por último, y en relación al destino de las pruebas de los PDR y a las personas que tienen prioridad, desde el Ejecutivo autonómico se aclaró que los test se están haciendo a los profesionales atendiendo a criterios “de exposición, y no de estamento”, es decir, que es el riesgo de exposición de cada profesional lo que determina la prioridad a la hora de someterse o no a la prueba.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba