Local

La bocinas de coches y autobuses se suman al jolgorio de los aplausos

 

Veinte tardes llevan los vecinos de Salamanca aplaudiendo la labor que día tras día realizan los sanitarios, los farmacéuticos, los trabajadores del transporte, supermercados, limpieza, banco, pequeñas tiendas, kioskos, funerarias,…

Este viernes, que es Viernes de Dolores, tan diferente a como hubiera sido sin el coronavirus, los ciudadanos de Salamanca vuelve a estar asomada a las ventanas y en los balcones en señal de agradecimiento

En esta ocasión, se han sumado las bocinas de varios autobuses, que siempre responden a los aplausos, y también los claxon de los coches.

Los aplausos, ladridos, vuvuzelas y bocinas nos llegan desde avenida de Campoamor, Alto del Rollo, avenida de Portugal y Pº de la Estación.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Algunos utilizan la solidaridad y el apoyo para montarse su fiesta partícular. Villamayor, Urb. Los Páramos, C. Tomillo, unos cuantos se montan su fiesta particular, saltándose la cuarentena y haciendo de su capa un sayo, música a todo volumen, durante más de una hora, voces y molestias para el resto de vecinos.

Deja un comentario

Botón volver arriba