Castilla y León

La edad media de los fallecidos por covid-19 en residencias es de 88 años

La mitad de los fallecidos en residencias de ancianos por covid-19 tenía un grado 3 de dependencia y la edad media era de 88 años

 

La mitad de los fallecidos en residencias de ancianos en Castilla y Leon por Covid-19 tenía un grado 3 de dependencia, que es el más alto al ser grandes dependientes. Del total de 2.269 muertos en estos centros de la Comunidad, 1.115 contaban con un grado 3, mientras que otro 19,4 por ciento (440) era del grado 2 y un 13,5 por ciento (306) era del grado 1. Además, la gran mayoría de los fallecidos en los 1.214 centros contaba con una edad media de 88,3 años, ya que los tramos de edad más afectados fueron entre 85 y 89 años y 90 y 94 años.

 

ICAL.  La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ofreció estos datos durante su comparecencia, a petición propia, en la Comisión de su área para informar sobre la situación en la Comunidad por la pandemia del coronavirus, quien dejó claro que, en ningún caso, las personas mayores han sido «abandonadas» en Castilla y León. Pese a ello, tal y como había empezado su intervención, acabó pidiendo disculpas a las familias por algunas de las decisiones no acertadas en las residencias de personas mayores, afectadas por la pandemia del Covid-19. «Hemos hecho todo lo humanamente que hemos podido y sabido», añadió.

Blanco detalló, según recogió la Agencia Ical, que de los 2.269 fallecidos, 1.577 murieron en las propias residencias y 692 en los hospitales. Es decir, el 40 por ciento del total de muertos en Castilla y León en los complejos hospitalarios era residencia de un centro de mayores, personas con discapacidad y viviendas tuteladas. De ese número, 1.199 tenían el coronavirus confirmado y otros 1.070, con síntomas compatibles.

También, señaló que la mayor parte de los fallecidos se produjo entre el 31 de marzo y el 9 de abril, por lo que eran usuarios que se habían contagiado en la primera semana del estado de alarma, tras recordar que el virus da la cara a los quince días de la infección por Covid-19. Con los datos disponibles por la Consejería, la mortalidad entre los usuarios contagiados ha sido entre el 25 y el 30 por ciento.

Además, destacó que en 832 residencias de la Comunidad no se ha producido ningún caso por Covid-19. Por lo tanto, el 73 por ciento de los centros, públicos o privados, grandes o pequeños, ha estado “limpio” durante esta pandemia y no han tenido ningún fallecimiento por el coronavirus. También, apuntó que, en la actualidad, 692 residentes permanecen ingresados en hospitales y que 1.006 residentes han superado la infección.

Junto a los más de 800 centros «limpios», detalló que hay otros 98 residencias con niveles muy bajos de afectación (menos del 10 por ciento) y 67 con entre un 10 y un 30 por ciento de usuarios confirmados o con síntomas. Además, se contabilizan 102 centros con entre un 30 y un 60 por ciento de usuarios contagiados o con síntomas. Por último, del Grado 5, hay 41 residencias, donde ese porcentaje supera el 60 por ciento.

Isabel Blanco reconoció que el virus no entiende de residencias públicas o privadas y de grandes o pequeñas. «Cuando ha entrado en un centro, ha tenido una mortalidad entre el 25 y el 30 por ciento. Es muy duro decirlo y muy duro tener que contarlo», confesó. Eso sí, precisó que Castilla y León es, después de Cataluña y Madrid, la comunidad con mayor número de personas residentes, con cerca de 41.000. Pese a la elevada cifra de muertos, significó que la mortalidad en centros de la región solo supone el 2,5 por ciento del total de la población residente.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba