Local

La vida laboral se abre paso en Salamanca a duras penas

Salvo las peluquerías, el resto del comercio abre a medias y sin clientes

La vida de los pequeños comercios recobra poco a poco su pulso y con ello, el de la ciudad, porque Salamanca está repleta de negocios de autónomos que son los que ponen en marcha el tejido laboral.

 

Peluquerías, ferreterías, regalos,… son comercios o establecimientos, que al tener las puertas abiertas dan un aire de normalidad a la dramática situación que se ha vivido durante casi dos meses.

Todos ellos pudieron reabrir este lunes con cita previa y aforo reducido al mínimo, pero ni abrieron todos (las peluquerías sí lo hicieron de forma mayoritaria y algunas con un suplemento ‘covid’ en el precio) y los que lo hicieron apenas tuvieron clientes, porque, entre otras cosas, el público consumidor, solo puede salir en horario comercial a establecimientos esenciales y a la pelu, si tiene hora.

Calles casi vacías y tiendas con escasas posibilidades de recibir clientes en estos momentos de la pandemia. Poco antes de las 13 horas casi toda la gente que había en la calle Toro hacía cola ante alguna de las entidades financieras.

Galería de fotos de la desescalada en Salamanca, este lunes

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba